Más de veinte detenidos tras el atentado contra el Museo del Bardo de Túnez

1

Más de una veintena de sospechosos fueron detenidos por las fuerzas de seguridad por su presunta relación con el ataque contra el Museo del Bardo, en Túnez, en el que murieron 23 personas, incluidos tres turistas españoles, según las autoridades.

Entre los detenidos hay diez individuos que se cree que están directamente implicados en el ataque, explicó un portavoz del Ministerio del Interior, Mohamed Ali Aroui. “Hay una campaña a gran escala contra los extremistas”, indicó.

El Gobierno anunció un plan de seguridad que incluye el despliegue del Ejército en las principales ciudades y un incremento de la seguridad.

Ayer sábado, cientos de tunecinos participaron en una misa en la Catedral de San Vicente de Paúl de Túnez para rendir homenaje a los fallecidos, 20 de ellos extranjeros y tres tunecinos. Los participantes portaban velas en recuerdo a las víctimas. En la ceremonia estuvieron presentes varios ministros y el dispositivo policial era evidente en la céntrica avenida Habib Burguiba. Todo ello un día después de que los tunecinos salieran a la calle a reivindicar la unidad del pueblo, y enfrentarse al grupo terrorista: “No tenemos miedo. No nos van a derrotar”, decían quienes se acercaron de forma espontánea al Museo del Bardo para mostrar su rechazo al imperio del terror que pretende imponer el IS en el último reducto de la Primavera Árabe.

Las autoridades tunecinas aseguran que los dos atacantes fueron adiestrados en campamentos yihadistas de Libia. El Estado Islámico reivindicó ya el atentado a través del vídeo que difundieron.

El Estado Islámico calificó el atentado contra el museo como un ataque “contra uno de los focos de infieles en la parte Túnez musulmana”.

A pesar de ello, cuentas en las redes sociales afines a Al Qaeda publicaron detalles del atentado, lo que se sembraorn dudas sobre la autoría del atentado.