Más de 40 muertos en una cadena de ataques talibán contra la ciudad de Kabul

0

Al menos 42 personas murieron y varios cientos resultaron heridas en los cuatro atentados terroristas perpetrados el viernes en varios puntos de la capital de Afganistán, Kabul, según informaron fuentes de las fuerzas de seguridad afganas.

El primero de los ataques fue perpetrado con un camión cargado de explosivos y acabó con la vida de quince personas. Posteriormente, un terrorista suicida detonó su carga explosiva en la puerta de la Academia de Policía en Kabul y mató a 26 reclutas del cuerpo.

Kabul fue en varias ocasiones objetivo de los ataques de los milicianos del movimiento talibán y de otros grupos insurgentes. Los talibán reivindicaron la autoría del ataque suicida contra la academia policial. “El terrorista llevaba un uniforme de Policía y detonó sus explosivos entre los reclutas cuando volvían de hacer un descanso”, realató un portavoz policial. El atentado acabó con la vida de 26 reclutas y dejó a otros 28 heridos de diversa consideración.

Otro de los ataques tuvo como objetivo la base de la OTAN Camp Integrity, cercana al aeropuerto de Kabul, y acabó con la vida de un militar de la misión aliada, según confirmó el coronel Brian Tribus, portavoz de la operación Apoyo Resuelto. La muerte de este militar es la segunda de un militar internacional registrada este año en Afganistán, tras el repliegue en 2014 de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), la operación aliada que fuera desplegada durante trece años en el país centroasiático, desde que las fuerzas de Estados Unidos ayudaron a la Alianza del Norte a poner fin al régimen de los talibán. La guerra entre las fuerzas del Gobierno afgano, apoyado por Occidente, y los talibán se intensificó desde el final de la misión de combate de la OTAN en 2014.

Al menos ocho contratistas civiles murieron junto con el militar de la OTAN en el ataque contra una base de la operación Apoyo Resuelto en Kabul, según informó la propia fuerza internacional. Los ataques sobre población y objetivos militares por parte de los talibanes se intensificaron desde que el pasado mes cambiaran de líder.