Malta permite el desembarco de los migrantes rescatados por dos ONG

El primer ministro maltés arremetió contra las organizaciones, a las que acusó de actuar “por su propia voluntad” y de esperar que otros “resuelvan los problemas que ellos crean”

11
Tras 19 días en alta mar, los 49 inmigrantes pudieron desembarcar en Malta, de donde será trasladados a Europa.
Tras 19 días en alta mar, los 49 inmigrantes pudieron desembarcar en Malta, de donde será trasladados a Europa. / efe
Publicidad

Los 49 migrantes y refugiados que fueron rescatados por barcos de dos ONG hace más de dos semanas en el Mediterráneo desembarcaron a primera hora de la tarde de ayer en Malta, en virtud del acuerdo anunciado horas antes por el primer ministro de la isla, Joseph Muscat, y que contempla su traslado a ocho países de la UE.

El barco de rescate de la ONG Sea-Watch rescató a 32 personas el 22 de diciembre y el barco operado por Sea-Eye hizo lo propio con otras 17 el 29 de diciembre. En los últimos días ambas organizaciones advirtieron de la situación desesperada a bordo y solicitaron una solución.

Malta había permitido a los dos barcos entrar en sus aguas territoriales debido al mal estado de la mar pero el Gobierno había reclamado que la UE redistribuya primero a 249 refugiados que ya se encuentran en la isla antes de permitir el desembarco de los 49 nuevos rescatados.

barco del ejército

Los migrantes fueron trasladados a un barco de rescate del Ejército maltés que atracó en el puerto de La Valletta a las 16.00 horas. Una vez desembarcados del barco, los migrantes fueron escoltados por la Policía.

Según anunció Muscat, ocho estados miembros —Alemania, Francia, Portugal, Irlanda, Rumanía, Luxemburgo, Países Bajos e Italia— accedieron a “aceptar a todos” los migrantes a bordo de estas embarcaciones.

Además, de los 249 migrantes que ya habían sido rescatados por Malta a finales de diciembre, 131 también serán reasentados en otros estados miembro de la UE, mientras que 44 procedentes de Bangladesh serán repatriados a su país, aclaró el primer ministro maltés.

Muscat sostuvo que los rescates se produjeron en zonas en las que Malta no era legalmente responsable. “Malta es un país muy pequeño. Está en nuestra naturaleza asistir a aquellos en problemas. Pero como primer ministro, no puedo eludir la responsabilidad de salvaguardar la seguridad nacional de Malta”, defendió.

“Este caso no debería servir como precedente y tengo garantías de que tendremos el apoyo de las instituciones europeas en este asunto”, agregó el primer ministro maltés, que arremetió contra las ONG de rescate, a las que acusó de actuar por su propia voluntad y luego esperar que otros “resuelvan los problemas que ellos crean”.