Los prorrusos desoyen a Putin

Los separatistas de Donetsk y Luganks seguirán adelante con el referéndum para proclamar su independencia, cita a la que acudirán el domingo al negarse a aguardar a las presidenciales.

0

Pese a la llamada del presidente ruso, Vladimir Putin, para que postergaran la celebración de un referéndum de independencia, las fuerzas prorrusas del este de Ucrania ratificaron ayer que la consulta se llevará a cabo este domingo. «El referéndum será el 11 de mayo», confirmó a la agencia Interfax Miroslav Rudenko, uno de los líderes separatistas. Así lo decidió el Consejo Popular de la autonombrada República Popular de Donetsk, añadió.

Justo el miércoles, Putin había instado a los «simpatizantes del federalismo» a aplazar la consulta para que se cumplan las condiciones necesarias para su celebración. También realizó un llamamiento al Gobierno de Kiev para acabar con su «operación antiterrorista» en el este del país, lo que fue rechazado por las autoridades ucranianas.

La petición del presidente ruso Putin fue considerada internacionalmente como un paso en la dirección correcta. El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, habló de un «tono constructivo» y Estados Unidos de un «paso útil».

El mandatario ruso volvió a llamar ayer al diálogo a las partes en conflicto y subrayó que acordó con la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) que haya negociaciones entre Kiev y las fuerzas separatistas del este. En un encuentro con los presidentes de otras exrepúblicas soviéticas reunidas en la Comunidad de Estados Independientes (CEI), Putin alertó en el 69 aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi sobre los peligros del fascismo y el nacionalismo y reiteró su acusación al Gobierno pro occidental de Kiev de dejarse llevar por ese tipo de ideologías.

Una decisión del pueblo

«El ejemplo de Ucrania muestra que una política tan irresponsable trae mucho sufrimiento y pérdidas», subrayó. Eso deriva en que «cientos de miles de personas no tengan la oportunidad de tener una vida pacífica y digna».

Más de tres millones de habitantes de la región de Donetsk, con un gran porcentaje de población de origen ruso, votarán en el referéndum si quieren separarse del resto del país. Andrei Purgin, otro dirigente de las fuerzas prorrusas, explicó sobre este tema: «Esta no es nuestra decisión, es la decisión del pueblo de la región de Donbass». La población tiene por primera vez la posibilidad de hacer «un acto heroico» y ningún actor internacional tiene el derecho de quitársela, señaló.

Poco antes del anuncio de los separatistas, Rusia había señalado que bajo determinadas condiciones estaba dispuesta a reconocer las elecciones presidenciales convocadas por Kiev para el 25 de mayo. Si el Gobierno detiene su operación militar en el este y dialoga con las fuerzas prorrusas, sería posible reconocer esos comicios, apuntó Dmitri Peskov, portavoz de Putin. Las elecciones en sí «son un movimiento en la dirección correcta», señaló Peskov a Interfax.

Reacciones

Por su parte, el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, acusó con duras palabras a Rusia de un ataque contra su país: «Por primera vez desde 1941, el enemigo ha traspasado las fronteras de Ucrania», declaró. Moscú violó la unidad territorial, se anexionó una parte del territorio estatal y envió grupos terroristas, aseguró.

«En vista de la agresión exterior y el terrorismo, Ucrania valora aún más los hechos heroicos inmortales de quienes defendieron la paz hace 69 años», apuntó.

Yatseniuk advirtió que habrá reacciones contra las provocaciones de saboteadores rusos, que tendrían «planes oscuros» para mañana viernes. Al mismo tiempo, el jefe de Gobierno de Kiev defendió la «operación antiterrorista» en el este del país. Las unidades del Ejecutivo mostraron «el mismo valor que sus abuelos y bisabuelos» en el Ejército Rojo o con los partisanos ucranianos en la Segunda Guerra Mundial.

«Se trata de ir contra quienes toman las armas y matan». En la Segunda Guerra Mundial, rusos y ucranianos lucharon juntos contra el nacionalsocialismo.