Los principales líderes mundiales piden que se respete la tregua siria

Obama, Merkel, Renzi, Cameron y Hollande se reúnen en la localidad alemana de Hannover para discutir “las cuestiones más urgentes” de la agenda transatlántica

2

Los líderes políticos de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia instaron ayer a las partes beligerantes en Siria a respetar el alto el fuego y garantizar el reparto de la ayuda humanitaria, así como a trabajar por el “éxito” de las conversaciones de paz de Ginebra. El estadounidense Barack Obama, el británico David Cameron, el francés François Hollande, la alemana Angela Merkel y el italiano Matteo Renzi mantuvieron ayer un encuentro en Hannover (Alemania) en el que discutieron “las cuestiones más urgentes» de la agenda transatlántica y que incluye desde una defensa de la “importancia” del acuerdo comercial TTIP a diversos conflictos y crisis internacionales.

En relación a Siria, los cinco líderes compartieron su “preocupación” por las “crecientes violaciones” del alto el fuego firmado en febrero, según un comunicado de la Casa Blanca. También lamentaron la “obstrucción” en la entrega de la ayuda humanitaria, clave para aliviar el sufrimiento de la población de zonas asediadas. Obama, Cameron, Hollande, Merkel y Renzi llamaron a todas las partes a respetar la tregua y a permitir el reparto de ayuda, así como a “contribuir al éxito” de las conversaciones de paz de Ginebra, de las cuales debería surgir un compromiso en aras de la “transición política”.

En este sentido, pidieron a todos los actores “con influencia” sobre el régimen o la oposición que presionen para evitar cualquier escalada de la violencia que pueda poner en peligro el diálogo auspiciado por Naciones Unidas. Los dirigentes también discutieron la lucha contra el grupo Estado Islámico en Siria e Irak y reiteraron su “pleno compromiso” para derrotar a la organización. Las menciones a Estado Islámico también salpicaron la discusión sobre Libia, en la medida en que representa una “amenaza” también para el país norteafricano.

Los líderes, que abogaron por el establecimiento de un gobierno “plenamente funcional y efectivo” en Libia, sugirieron que cualquier apoyo exterior deberá llegar “a petición” del gobierno local y estar apoyado por la comunidad internacional.

Por otra parte, en relación a Ucrania, Obama, Cameron, Hollande, Merkel y Renzi rechazaron una vez más la “anexión” de la península de Crimea a Rusia y defendieron los acuerdos de Minsk, “cruciales” para la pacificación de las regiones ucranianas del este. Así, apuntaron que el levantamiento de las sanciones contra Rusia dependería de la “plena” aplicación de dichos acuerdos.