Los diputados brasileños debaten la moción de censura contra Rousseff

La campaña de la presidenta brasileña recibió donaciones no declaradas de una constructora.

1

La Cámara de Diputados de Brasil inició a primera hora de ayer el debate que se prolongará durante tres días y que concluirá con una votación a favor o en contra del ‘impeachment’ (juicio político) contra la presidenta, Dilma Rousseff. La sesión comenzó alrededor de las 9.00 (hora local), con gritos contra Rousseff por parte de algunos de los diputados que votarán a favor de la reprobación. La orden del día situó como primer ponente a uno de los autores de la denuncia contra la presidenta, mientras que a continuación habló el abogado del Gobierno, José Eduardo Cardozo.

El momento clave, sin embargo, llegará mañana, cuando los diputados se pronuncien sobre la conveniencia o no de abrir un juicio político contra Rousseff por maquillar los presupuestos de 2014. Si 342 de los 513 legisladores que tiene la Cámara votan a favor, la pelota pasa al tejado del Senado, algo que parece cada vez más probable. Por su parte, Rousseff describió todo este proceso como un “golpe” orquestado desde la oposición con fines políticos. La presidenta cuestionó también la actuación de su ‘número dos’, Michel Temer, que asumiría la jefatura de Estado en caso de que se produjera el juicio político.

La cifra de diputados de Brasil que está a favor de realizar un juicio político contra la presidenta, Dilma Rousseff, alcanzó el jueves el mínimo necesario para que el proceso sea aprobado y pase a discusión en el Senado. De esta forma, de acuerdo al sondeo del diario ‘O Estado de S. Paulo’, 342 diputados dijeron que votarían a favor de la impugnación, frente a los 326 del miércoles. Los legisladores de la Cámara baja que se oponen al procedimiento suman 128, mientras que 15 dijeron estar indecisos y 28 no quisieron responder. Según la consulta realizada por el otro diario brasileño, ‘O Globo’, un total de 342 diputados aprobarían el juicio político contra la mandataria nacional, 118 se opondrían mientras que otros 53 no opinaron.

Por otra parte, el diario ‘Folha de S.Paulo’ publicó ayer un artículo que podría aumentar los llamamientos a un juicio político en contra de Rousseff. De esta forma, la compañía brasileña de ingeniería Andrade Gutiérrez hizo donaciones para la campaña de reelección de 2014 de la presidenta Dilma Rousseff que la mandataria no declaró. El artículo se suma a las informaciones previas que sostienen que parte de las donaciones oficiales a la campaña de 2014 de Rousseff fueron financiadas con sobornos provenientes de grandes proyectos provenientes de infraestructuras.

La portavoz de la compañía, Andrade Gutiérrez, declinó comentar el artículo. Asimismo, el Partido de los Trabajadores (PT) tampoco ofreció su reacción, formación a la que pertenece Rosussef. La presidenta brasileña ya ha negado en reiteradas ocasiones haber cometido algún delito. Sin embargo, las informaciones apuntan a que Gutiérrez pagó más de 10 millones de reales (2,51 millones de euros) por sondeos de opinión que en realidad fueron encargados por el PT.

La campaña de Rousseff no declaró los servicios, omisión que la ley electoral brasileña tipifica como delito criminal. Además, ejecutivos de la constructora firmaron acuerdos de delación compensada como parte de una investigación.