Los conservadores abandonan a Sarkozy en su momento crucial

Los sondeos rebajan el apoyo al dirigente, que seguiría venciendo en la primera vuelta con el 24 por ciento de los sufragios, frente al 22 por ciento del líder de izquierdas.

0

A los nervios propios de una inminente cita electoral, al presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, se le sumaron ayer las deserciones de varios políticos conservadores, que, contra todo pronóstico, anunciaron su intención de votar al candidato socialista, François Hollande, al tiempo que los sondeos dieron un nuevo varapalo al mandatario.

A falta de solo cuatro días para que se celebre la primera ronda de las presidenciales galas, las posibilidades de reelección de Sarkozy se vieron mermadas después de que la exministra de Planificación Fadela Amara decidiese unirse a la creciente lista de antiguos colaboradores políticos que abandonan al todavía inquilino del Elíseo y apoyarán a Hollande, quien se perfila como el primer socialista que se pondrá al frente del Ejecutivo desde el fin del mandato de François Mitterrand, en 1995.

Amara, una de las figuras del centro-izquierda reclutadas por el líder conservador para formar su primer Gobierno tras su elección en 2007, se suma así a la extitular de Medio Ambiente y militante ecologista Corinne Lepage en su decisión de secundar expresamente a Hollande. La razón que esgrimen ambas políticas es que el presidente se ha «escorado demasiado» a la derecha.

Otros antiguos dirigentes próximos a Sarkozy o de su formación que han anunciado su apoyo al candidato socialista -entre ellos, el expresidente Jacques Chirac- son el antiguo alto comisario para la Pobreza Martin Hirsch, el exministro de Estado sobre Igualdad de Oportunidades Azouz Begag y el que fuera responsable de Cultura Jean-Jacques Aillagon.

Pero no solo las deserciones dan quebraderos de cabeza al mandatario. También los datos de los últimos sondeos, que le son especialmente desfavorables.

La encuesta publicada por la firma CSA indica que Hollande obtendría un 29 por ciento de los apoyos en la primera vuelta de este domingo (dos puntos por encima del anterior estudio de la misma empresa), frente al 24 por ciento de Sarkozy (dos puntos menos).

Además, otorga 16 puntos de ventaja al aspirante de izquierdas sobre el presidente de cara a la segunda ronda de las elecciones, prevista para el 6 de mayo.

Las intenciones de voto habían mejorado para Sarkozy en las semanas posteriores al inicio de su campaña de reelección, a mediados de febrero, e, incluso, algunos de los sondeos le habían otorgado el triunfo en la primera tanda.

No obstante, ni una sola encuesta le había dado la victoria sobre Hollande en la segunda vuelta y, a lo largo de esta última semana, el socialista ha ganado posiciones y Sarkozy las ha perdido en prácticamente todos los estudios.

Las mismas encuestas de CSA otorgan la tercera plaza a la ultraderechista Marine Le Pen, con un 17 por ciento, y la cuarta al izquierdista Jean-Luc Melenchon, con el 15 por ciento. En quinto lugar queda el centrista Francois Bayrou, con el 10 por ciento de los votos.