Los autores del atentado de Boston planeaban nuevos ataques en EEUU

La Casa Blanca no procesará al herido como «combatiente enemigo», aunque se enfrentará a cargos por uso de armas de destrucción masiva y podría ser condenado a muerte.

El atentado de la pasada semana en la maratón de Boston podría haber sido el primero de una cadena de ataques en todo el país a cargo de los hermanos Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev. Al menos, así lo estiman las autoridades estadounidenses, que ayer desvelaron que las Fuerzas de Seguridad han encontrado un «gran arsenal» de bombas caseras en la vivienda de los sospechosos de llevar a cabo la matanza, que hace hoy ocho días acabó con la vida de tres personas y dejó heridas a otras 170.

«Tenemos razones para suponer, basándonos en las evidencias, que iban a atacar a otros individuos. Eso es lo que creemos en estos momentos», aseguró el jefe de la Policía de Boston, Ed Davis.

Davis detalló que tenían un «amplio número» de artefactos explosivos de fabricación doméstica, como los utilizados el pasado día 15 durante la prueba atlética y las granadas que lanzaron a los agentes del orden durante su persecución el pasado fin de semana, así como numerosa munición. El comisario reveló que, en estos momentos, los investigadores están intentando determinar el origen de este arsenal. «Esperamos averiguar dónde lo consiguieron», agregó.

Los Tsarnaev fueron detenidos el pasado viernes, tras un amplio operativo de búsqueda. Tamerlan, de 26 años, fue abatido por las fuerzas de seguridad y falleció, mientras que Djokhar, de 19, resultó herido de gravedad en una pierna y en el cuello, lo que le impedirá volver a hablar.

Eso sí, fuentes de la Inteligencia de EEUU revelaron que a primera hora de ayer, el menor de los sospechosos recuperó la conciencia, por lo que las autoridades intentaron comunicarse con él. Y lo consiguieron vía escrita, aunque no detallaron el contenido del interrogatorio. Además, los investigadores estiman que Dzhokhar atropelló a su hermano, que ya estaba herido de bala, en su huida desesperada de la Policía, por lo que habría sido su familiar el autor de la muerte.

Mientras, el joven fue inculpado formalmente de un cargo por uso de armas de destrucción masiva y de otro por destrucción malintencionada de propiedades con resultado de fallecimiento, según informó el Departamento de Justicia. Estos cargos podrían implicar la pena capital o la cadena perpetua. Asimismo, la Casa Blanca no le procesará como «combatiente enemigo».

Por otro lado, y ante las especulaciones que han crecido con el paso de los días sobre una posible vinculación entre el ataque de la pasada semana a manos de dos ciudadanos chechenos y las detenciones de dos compatriotas en agosto del año pasado en territorio nacional, el ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz, señaló que no podía «confirmar nada» sobre si existe un nexo de unión entre los atentados de Boston y la denominada Operación Plomo, que derivó en el arresto, además, de un turco en Cádiz.

FuenteAgencias  Washington
Compartir