Los talibanes secuestran tres autobuses con 170 pasajeros

Las fuerzas de seguridad afganas inician una operación de rescate para liberar a los retenidos

98
Afghanistan celebrates 99th anniversary of independence
Fuerzas de Afganistán vigilan desde una torreta defensiva un puesto de seguridad. / Efe
Publicidad

Los talibanes secuestraron en las últimas horas tres autobuses con 170 pasajeros a bordo en la autopista entre Tajar y Kunduz, en el norte de Afganistán, según informan los medios locales, que citan a un responsable de seguridad local.

El número dos de la Policía de Kunduz, Safiulá Mahzon, indicó a la agencia de noticias Pajhwok que los autobuses se dirigían de Tajar a Kabul cuando fueron detenidos por los talibanes en el distrito de Janabad. A continuación, los insurgentes les trasladaron a una localidad cercana.

Según este responsable, las fuerzas de seguridad afganas en la zona ya lanzaron una operación de rescate de los pasajeros secuestrados y se estarían produciendo enfrentamientos.

Por su parte, un portavoz del gobernador de Kunduz, Esmatulá Muradi, citado por Reuters, explicó que “los autobuses fueron detenidos por los milicianos talibán, se obligó a los pasajeros a que bajaran y han sido llevados a un lugar desconocido”.

Los talibán confirmaron que tienen en su poder “tres autobuses cargados de pasajeros”. “Decidimos apresar los autobuses después de que nuestra información de Inteligencia revelara que muchos hombres que trabajan con las fuerzas de seguridad afganas estaban viajando a Kabul en estos autobuses”, explicaron el portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, en declaraciones a Reuters.

“Hemos llevado los autobuses a una zona segura para evitar cualquier enfrentamiento y estamos identificando ahora los miembros de las fuerzas de seguridad”, añadió, aclarando que los civiles serán liberados pronto.

El secuestro tuvo lugar horas después de que el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, declarara una tregua condicional a partir ayer con motivo de la celebración del Eid al Adha, la Fiesta del Sacrificio, y por una duración de tres meses.

Fuentes talibán habían dicho previamente que sus líderes habían accedido provisionalmente a una tregua de cuatro días, aunque su líder supremo, Haibatulá Ajunzada, aún tiene que dar su aprobación final. Además, aclararon que van a proceder a liberar a cientos de prisioneros, sin ofrecer más detalles.

Muyahid señaló que los altos cargos no han declarado un alto el fuego pero sí liberarán a unos 500 prisioneros, incluidos miembros de las fuerzas de seguridad afganas durante el día de ayer, un día antes de que comiencen las celebraciones del Eid. “Liberaremos a algunos prisioneros capturados durante enfrentamientos en tres provincias”, precisó.

El presidente afgano ha instado a los insurgentes a que se sumen a este cese de las hostilidades como ya ocurriera en la pasada fiesta del Eid al Fitr, la festividad que marca el final del mes sagrado del Ramadán, el pasado mes de junio. Entonces los talibán también declararon un alto el fuego, pero rechazaron prorrogarlo como pedía Kabul.