Los sondeos dan un escaso triunfo a Gantz sobre Netanyahu

Pese a la derrota, el actual primer ministro se postula para encabezar un nuevo gobierno de derechas

13
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ejerce su derecho al voto.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ejerce su derecho al voto. / EFE
Publicidad

La coalición centrista Azul y Blanco, de Beni Gantz, se anteponía en las elecciones celebradas en Israel al Likud del primer ministro Benjamín Netanyahu, según las encuestas a pie de urna difundidas tras el cierre de los colegios electorales.

Los sondeos de distintos medios predecían diferencias relevantes entre los dos partidos, pero todas daban como ganador a Gantz, excepto el Canal 13 que apuntaba a un empate técnico.

Según la televisión digital i24, la coalición centrista Azul y Blanco se haría con 33 escaños mientras que el Likud se quedaría en 27, seis asientos de diferencia.

Otros medios dan un margen más estrecho a Gantz, de 37 a 33 según el Canal 12, o una pequeña diferencia de tan solo un escaño para la cadena estatal de televisión Kan, que predecía 37 y 36 escaños respectivamente.

Kan añadía que partidos como Nueva Derecha, del ministro de Educación Naftali Benet, el ultraderechista Zehut y la nueva formación Gesher, no entrarían en la Cámara, al no superar el umbral del 3,25% de los votos.

“Ganamos. ¡El pueblo de Israel ha hablado! Gracias a miles de activistas y más de un millón de votantes. En estas elecciones hay un claro ganador y un claro perdedor. Bibi prometió 40 asientos y perdió a lo grande”, dijo a través de su cuenta de Twitter Gantz y Yair Lapid, cabezas de lista de Azul y Blanco.

A pesar del triunfo de la lista de Gantz, las encuestas siguen dando como más probable la formación de un gobierno de derechas, al calcular al bloque de centro e izquierda entre 56 y 60 escaños y a la derecha entre 60 y 66.

De hecho, Netanyahu reivindicó el triunfo del “bloque de la derecha” y aseguró que iba a empezar de inmediato en la formación de Gobierno. “Agradezco a los ciudadanos de Israel la confianza”, dijo el mandatario en un escueto mensaje en Twitter, donde aseguró que empezará a formar “una coalición de gobierno” con sus “socios naturales”.