Los ministros de May creen que no habrá un aplazamiento en la votación

La prensa británica especula con una demora en el paso del acuerdo del brexit por el Parlamento británico para volver a negociar algunas de sus cláusulas con la Unión Europea

15
´Activistas a favor de la permanencia en la Unión Europea se manifiestan en las inmediaciones del Parlamento. / Efe
Publicidad

El ministro adjunto de Reino Unido para el Brexit, Kwasi Kwarteng, manifestó que la votación crucial del Parlamento británico sobre el plan de la primera ministra, Theresa May, ocurrirá el martes, tal y como estaba previsto, frente a los rumores de aplazamiento por falta de respaldo.

“Hasta donde yo sé, el martes se vota. Y queremos ganar esa votación. Tenemos bastantes posibilidades de conseguirlo”, añadió.

Según informó ayer ‘The Sunday Times’, May contempla el aplazamiento de la votación parlamentaria programada para el próximo martes sobre su acuerdo del brexit, ya que planea ir a Bruselas la semana próxima a solicitar mejores condiciones a la Unión Europea para la salida de Reino Unido del bloque.

Según el medio, citando a una serie de consejeros y ministros cercanos a May, la cúpula gubernamental espera que la ministra anuncie este domingo que retrasará la votación. A día de hoy, casi todo apunta a que perdería la votación. Los ministros leales a ella se mostraron muy preocupados ante el impacto que podría tener dicha derrota, ya que podría implicar el fin de su Gobierno.

May viajará a Bruselas la semana que viene para pedir por última vez a la Unión Europea que mejore las condiciones de su acuerdo de divorcio, según apuntó el periódico británico. Muchos parlamentarios advirtieron a la líder británica que a no ser que se produzca una mejora del acuerdo, no le darán su apoyo en el Parlamento.

Los ‘brexiteers’, la corriente que considera al Acuerdo de Retirada alcanzado entre Londres y Bruselas demasiado vinculante para Reino Unido, volvieron a pedir a la primera ministra británica, Theresa May, una renegociación del acuerdo y vaticinaron la derrota en la votación del martes en la que se propone al Parlamento británico la ratificación del acuerdo.

Una de las caras visibles de estos ‘brexiteers’, el exministro de Asuntos Exteriores británico Boris Johnson especuló ayer con que May conserve su cargo más allá de la votación del 11 de diciembre aunque sea derrotada su postura. Johnson es uno de los candidatos a suceder a la propia May si finalmente renuncia al cargo.

Para Johnson no es descabellado una renegociación del acuerdo para eliminar el conocido como ‘backstop’, el periodo de transición que prevé la libre circulación en la frontera de Irlanda hasta que se alcance un acuerdo fronterizo definitivo.