Los líderes de la UE mantienen grandes diferencias sobre el sistema de asilo.
Los líderes de la UE mantienen grandes diferencias sobre el sistema de asilo. / EFE
Publicidad

Los líderes de la Unión Europea (UE) estudian la posibilidad de crear centros migrantes fuera de las fronteras del bloque comunitario, en los que se distinguiría entre aquellos que han salido de sus países por razones económicas y aquellos que tienen derecho a recibir protección internacional. Así consta en el primer borrador de conclusiones de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno, de la próxima semana. “El Consejo europeo apoya el desarrollo del concepto de plataformas regionales de desembarco en cooperación con ACNUR y la OIM (Organización Internacional para las Migraciones)”, afirmó el texto provisional.

“Estas plataformas deberían contar con procedimientos rápidos para distinguir entre migrantes económicos y aquellos que necesitan protección internacional, reduciendo los incentivos para embarcarse en viajes peligrosos”, continúa el documento. Esta iniciativa fue impulsada principalmente por Austria y Dinamarca. El primer ministro de este segundo país, Lars Lokke Rasumussen, aseguró a principios de este mes que mantenía contactos con otros líderes europeos sobre esta misma idea. Alemania y Países Bajos también estarían involucrados en esta iniciativa, a la que también se ha sumado el nuevo gobierno italiano.

Los líderes de la UE abordarán de nuevo el debate sobre el futuro sistema de asilo en el bloque comunitario, sobre el que todavía existen importantes diferencias entre los socios comunitarios. La cumbre llega en un momento crucial para la canciller alemana, Angela Merkel, después de que su ministro de Interior, Horst Seehofer, amenazara con poner en marcha su plan de frenar la entrada al país de refugiados previamente registrados en otros países.

En este sentido, el borrador de conclusiones de la cumbre reconoce que los “movimientos secundarios” de los demandantes de asilo entre los Estados miembros “ponen en riesgo la integridad del sistema de asilo” europeo, por lo que pide a las capitales que “tomen las medidas internas y administrativas necesarias para contrarrestar estos movimientos”.

Políticas

Además, según el texto provisional, los jefes de Estado y de Gobierno de la UE recuerdan de compromiso a seguir reforzando su política de migraciones para “evitar la vuelta de los flujos descontrolados de 2015” y “reducir aún más la inmigración ilegal en todas las rutas”.

“Con respecto a la ruta del Mediterráneo central, se deben intensificar los esfuerzos para detener a los traficantes que operan en Libia. La UE seguirá apoyando a Italia en este sentido”, subrayó también el documento. Por su parte, la Comisión Europea expresó ayer también sus dudas sobre la viabilidad de una idea de establecer campos de migrantes en países de fuera de la UE, tanto en el norte de África como en los Balcanes occidentales, aunque dejó la puerta abierta para analizarla si se presenta formalmente una propuesta.

“Si llega una propuesta podremos discutirla, no la descartamos, pero hasta el momento no hemos optado” por esta vía para afrontar la llegada a la UE de migrantes en situación irregular, aseguró el comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos.

FuenteEuropa Press
Compartir