El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, en su residencia del norte de Londres.
El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, en su residencia del norte de Londres. / EFE
Publicidad

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Cobyn, anunció ayer que su formación impulsará esta misma semana la celebración de un segundo referéndum sobre el brexit para evitar en última instancia “un brexit conservador dañino” si el Gobierno rechaza negociar con Bruselas una relación más cercana. El anuncio se produjo después de que la primera ministra británica, Theresa May, aplazara hasta el 12 de marzo la votación parlamentaria sobre el Acuerdo de Retirada pactado con Bruselas, una medida que la oposición peligrosa ante la cercanía del 29 de marzo, la fecha para que se haga efectivo el brexit.

“Tenemos un compromiso para plantear o apoyar una enmienda a favor de una votación pública para evitar que se imponga al país un Brexit conservador dañino”, afirmó Corbyn durante una reunión con el grupo parlamentario laborista.

El portavoz laborista para el brexit, Keir Starmer, especificó a través de un mensaje en su cuenta de Twitter que “esta semana el Partido Laborista someterá a votación en la Cámara de los Comunes su plan alternativo”.

Rechazo

“Si el Parlamento rechaza nuestro plan, entonces el Partido Laborista cumplirá el compromiso planteado en nuestro congreso y apoyará una votación popular”, explicó.

La nueva postura laborista incluye como prioritaria la defensa política de sus cinco demandas para un brexit con una relación más estrecha entre Reino Unido y la UE que incluye una unión aduanera, armonización con el Mercado Único, alineación en materia de derechos y protección y participación en las agencias de la UE relativas a seguridad, medio ambiente, educación y regulación industrial.

Así, Corbyn defendió la “alternativa laborista” como “seria y creíble” porque “antepone el empleo y el nivel de vida”, “podría tener el apoyo de la Cámara de los Comunes y uniría a la gente que votó a favor y en contra del Brexit para negociar con la UE”. Por último, si no se logra un nuevo acuerdo más cercano a la UE y tampoco la convocatoria de un nuevo referéndum, Corbyn declaró que respaldarán en el Parlamento las iniciativas que sean necesarias para impedir que haya una salida sin acuerdo.