El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sustituirá a Sessions como jefe del Ministerio Público.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sustituirá a Sessions como jefe del Ministerio Público. / EFE
Publicidad

Las elecciones legislativas de Estados Unidos se cerraron ayer con el escenario más probable, el del vuelco en la Cámara de Representantes en favor del Partido Demócrata. El nuevo escenario obliga al presidente, Donald Trump, a convivir con un Congreso dividido que le complicará aún más sacar adelante su agenda política.

El Senado, que se renovaba en una tercera parte, seguirá bajo control de los republicanos, que se aseguraron al menos 51 de los escaños que conforman la Cámara Alta. Los sondeos ya vaticinaban un resultado de este tipo, en la medida en que la mayoría de los escaños en liza estaban ya del lado demócrata.

Renovación

La Cámara de Representantes, sin embargo, fue renovada en su totalidad y cambiará de color. El Partido Demócrata controlará al menos 222 escaños de este órgano, según unas proyecciones de la cadena CNN que ya situaban esta mayoría cuatro congresistas por encima del umbral necesario.

La congresista Nancy Pelosi se perfila de nuevo como presidenta de la Cámara de Representantes y, en su primer discurso, proclamó el inicio de “un nuevo día”. “Ya hemos tenido suficiente división”, recalcó la veterana dirigente, que compartirá bancada con figuras emergentes como Alexandria Ocasio-Cortez, que a sus 29 años se convertirá en la legisladora más joven de la historia de Estados Unidos.

También hicieron historia Ilhan Omar y Rashida Tlaib, primeras mujeres musulmanas elegidas como congresistas, en un contexto marcado en general por un aumento sin precedentes de las voces femeninas en el Capitolio: 113 frente a las 107 actuales, según el diario digital Politico.

Por otra parte, los demócratas mejoraron, aunque no tanto como esperaban, en la carrera por las gobernaciones, un escenario dominado en los últimos años por los republicanos. Los candidatos del Partido Demócrata han logrado imponerse en las elecciones al cargo de gobernador en los estados de Michigan y Kansas pero no han logrado derrotar al Partido Republicano en Florida.

Reacción de trump

“Ha sido un éxito tremendo esta noche”, celebró Trump en Twitter, al término de una jornada que le obligará a lidiar en los próximos dos años con un nuevo escenario legislativo menos favorable.

El presidente, que presumió del supuesto éxito logrado por los candidatos afines, evitó cualquier atisbo de autocrítica, si bien es cierto que las elecciones de mitad mandato o ‘midterms’ perjudican tradicionalmente al partido del inquilino de la Casa Blanca.

“Si los demócratas piensan que van a gastar el dinero de los contribuyentes en investigarnos a nivel de la Cámara, entonces no forzarán a considerar si investigarles a ellos por todas las filtraciones de información clasificada, y mucho más, a nivel del Senado. ¡Los dos podemos jugar a este juego!”, escribió en Twitter.

Destitución

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, entregó su dimisión al presidente, Donald Trump, a petición de este último, poniendo así fin a una relación que estuvo marcada por las tensiones provocadas por la investigación del Departamento de Justicia sobre los supuestos vínculos de la campaña de Trump con Rusia.

Trump informó vía Twitter de que Matthew G. Whitaker sustituirá de forma interina a Sessions como jefe del Ministerio Público. El reemplazo definitivo se decidirá más tarde, señaló.
El fiscal general y el presidente protagonizaron múltiples choques, con cruce de comunicados y declaraciones, por la investigación sobre la presunta relación del equipo de Trump para la campaña presidencial de 2016 con el Kremlin.