Liberia decide cerrar varios puestos fronterizos para contener el ébola

Las autoridades establecen controles para prevenir que se extienda la enfermedad.

El Gobierno de Liberia cerró el pasado domingo la mayoría de sus puestos fronterizos y puso en marcha medidas sanitarias para hacer frente a la expansión del brote de ébola en el país, tras la muerte de 660 personas en toda la región.

El anuncio de las medidas llega en un momento en el que los gobiernos de Guinea, Sierra Leona y Liberia luchan por contener el peor brote de la enfermedad hasta la fecha.

La presidenta liberiana, Ellen Johnson Sirleaf, aseguró que su Gobierno está haciendo todo lo que puede para contener el virus. “Todas las fronteras con Liberia estarán cerradas, al margen de los principales puntos de entrada”.

“En estas entradas se establecerán puntos para realizar pruebas y llevar a cabo tareas preventivas. Además, se añadirán medidas preventivas rigurosas que deben de ser cumplidas de forma escrupulosa”, añadió. En base a las mismas, las reuniones públicas tales como manifestaciones, marchas y campañas promocionales serán restringidas.

“Sin duda, el ébola es un problema sanitario nacional. Como hemos comenzado a ver, ataca nuestra forma de vida, con graves consecuencias a nivel económico y social”, manifestó Ellen Johnson Sirleaf, a través de un comunicado.

COORDINACIÓN

El Ébola es muy contagioso y se transmite entre humanos a través del contacto con órganos, sangre, secreciones u otros fluidos corporales. Hasta ahora se había detectado en países como República Democrática del Congo, Uganda, Sudán del Sur y Gabón.

La enfermedad afecta principalmente a chimpancés, gorilas, murciélagos frutívoros, monos, antílopes y puercoespines, pero puede transmitirse a humanos que entren en contacto con los animales infectados, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El director regional para África de la entidad, Luis Gomes Sambo, anunció el pasado 25 de julio la apertura de un centro de coordinación regional en Conakry (Guinea) para responder a los nuevos casos y muertes por el virus en Guinea, Liberia y Sierra Leona.

Su creación fue solicitada por los ministros de Salud de 11 países africanos en una reunión de emergencia convocada por la OMS en Accra (Ghana) a principios del mes de julio. Allí, se identificaron los problemas que se estaban produciendo en la respuesta contra la propagación de esta enfermedad, entre los que se encontraban la comunicación, la colaboración transfronteriza, el tratamiento a los pacientes y la localización de los contactos.

El coordinador técnico del centro y epidemiólogo de la OMS, Benido Impouma, aseguró que para hacer frente a los desafíos que se plantean será más eficiente a través de un único mecanismo de coordinación.

FuenteEuropa Press 
Compartir