Las autoridades no encuentran evidencias contra ‘Mamá Rosa’

El procurador general de la República confirma que sí hay pruebas suficientes como para creer que se produjeron abusos en el albergue La Gran Familia fundado por Rosa Verduzco.

0

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, ha afirmado que no hay evidencias contra Rosa Verduzco, conocida como ‘Mamá Rosa’ y responsable de la casa de acogida ‘La Gran Familia’, en la ciudad de Zamora del estado mexicano de Michoacán, pero ha confirmado que hay elementos suficientes para creer que se produjeron abusos en el albergue.

«La señora tiene una historia que yo conozco, a quien yo consideraba una señora con una historia respetable, pero no puedo juzgar en función de historias. La señora tiene 82 años y no puede uno exigirle el cuidado estricto de una institución tan grande con 500 niños, son cosas que debo considerar a la hora de consignar», ha explicado el funcionario.

En cualquier caso, Murillo Karam ha insistido en que ya tiene elementos suficientes para actuar legalmente en cuatro casos. «Van a ser consignados por delitos cometidos en contra de los niños», ha añadido el funcionario, que ha reconocido que también había personas trabajando en la casa de acogida que deberían ser premiados porque se encargaban de proteger a los menores.

Delitos

De esta forma, el procurador general ha concluido que las pruebas que hallaron en las instalaciones en las que eran alojados los niños «demuestran que sí hubo delitos», pese a que aún no se puedan precisar a quienes corresponden las responsabilidades.

El sufrimiento para los niños y jóvenes de ‘La Gran Familia’ terminó el pasado martes, cuando las fuerzas policiales intervinieron y liberaron a 600 personas, entre ellas 432 menores de edad y seis bebés, que se encontraban en el interior del albergue.

Según datos de la Procuraduría, las víctimas se encontraban en condiciones lamentables y eran obligados a vivir entre ratas, chinches y pulgas. Asimismo, los niños eran obligados a pedir limosna en las calles y eran alimentados con comida en mal estado.