Los ataques se ha saldado, desde el 18 de febrero, con más de 500 personas asesinadas, muchos de ellos, niños.
Los ataques se ha saldado, desde el 18 de febrero, con más de 500 personas asesinadas, muchos de ellos, niños. / EFE
Publicidad

Las fuerzas gubernamentales sirias y las milicias aliadas han ganado terreno el miércoles en sus enfrentamientos con los rebeldes que controlan el enclave de Ghuta Oriental, en las proximidades de Damasco, según informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Las fuerzas gubernamentales avanzó en la zona de Hawsh al Dawahiri, en el extremo este del bastión opositor, según ha precisado el Observatorio. Por el momento, las autoridades sirias no se pronunció al respecto.

Entretanto, la agencia rusa Sputnik informó de que el segundo día de tregua comenzó. El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó el lunes una tregua humanitaria diaria entre las 9 y las 14 horas en Ghuta, asediada por las fuerzas gubernamentales sirias desde 2013 y objeto de una escalada de bombardeos desde el pasado 18 de febrero que ha dejado más de 500 muertos.

Disparos fuera de hora

Según el medio ruso, los rebeldes dispararon después de las nueve con morteros y armas ligeras contra posiciones del Ejército sirio cerca del corredor humanitario que Moscú y Damasco establecieron para la evacuación de civiles en la localidad de Muhayam Al Wafidin.

Las autoridades sirias ,apoyadas por el Centro Ruso para la Reconciliación, habilitaron esta localidad para la acogida de civiles que opten por salir de Ghuta, si bien Moscú denunció este martes que los rebeldes estaban impidiendo salir a los residentes.

Una fuente militar siria habría confirmado que el corredor humanitario está abierto, si bien la agencia estatal SANA denunció que los rebeldes volvieron a disparar contra el mismo, impidiendo la salida de civiles por segundo día consecutivo. Según SANA, los ataques realizados el martes por los rebeldes contra Damasco y sus alrededores dejaron al menos un muerto y 17 heridos.

Entretanto, la ONU reiteró el miércoles su disposición a ayudar en el envío de ayuda. “La ONU está dispuesta a apoyar inmediatamente convoyes con ayuda vital y apoyar evacuaciones médicas”, indicó la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en Siria en su cuenta de Twitter. “Pero los enfrentamientos deben cesar y debe garantizarse la aprobación de todas las partes para entregar” la ayuda, añadió.

Desde el Ministerio de Exteriores ruso acusaron a los rebeldes en el enclave de Ghuta Oriental, próximo a Damasco, de impedir el envío de ayuda humanitaria y la salida de civiles pese a la tregua declarada por Moscú durante cinco horas al día.

En su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, el responsable de la diplomacia rusa, Sergey Lavrov defendió que ahora les toca cumplir con la tregua a los rebeldes y “a sus patrocinadores, que por el momento obstaculizan la entrega de ayuda y la salida de los ciudadanos que deseen abandonar la región, al mantener los ataques contra Damasco”.

Corredor humanitario

Y es que Moscú denunció que los rebeldes habían atacado el corredor humanitario abierto por las autoridades sirias para permitir la salida de civiles y de estar impidiendo que los residentes abandonaran el enclave, asediado por las fuerzas gubernamentales desde 2013.

Lavrov defendió que la resolución aprobada el sábado por el Consejo de Seguridad de la ONU, que llama a una tregua de 30 días en Siria, “creó el marco para llegar a un acuerdo entre todas las partes sobre las condiciones para mejorar la vida de la población civil en todo el país”.

Por otra parte, el ministro ruso instó a enviar de forma inmediata una misión de la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja para evaluar la situación en Raqqa, antigua capital del autoproclamado ‘califato’ de Estado Islámico, liberada el pasado mes de octubre.

“Es necesario enviar de urgencia una misión de la ONU y el CICR para evaluar la situación en Raqqa que la coalición (liderada por Estados Unidos) bombardeó y abandonó a su suerte con campos de minas sin desactivar y la infraestructura destruida por completo”, sostuvo Lavrov.

Por otra parte, Lavrov denunció que Estados Unidos presenta “acusaciones absurdas contra el Gobierno de Siria” sobre el uso de armas químicas usando como fuente a los “desacreditados ‘cascos blancos’”, los equipos de rescate que operan en las zonas rebeldes.

FuenteEuropa Press
Compartir