La provincia de Fukushima sufre una fuerte réplica de 6,3 grados

Un seísmo de 6,3 grados en la escala abierta de Richter se produjo hoy en la costa de Fukushima (noreste de Japón), provincia en la que se encuentra la central nuclear de la que se han confirmado fugas radiactivas.

La Agencia Meteorológica nipona informó de que el seísmo sucedió a las 18.50 hora local (9.50 GMT) y tuvo su epicentro en la costa a diez kilómetros de profundidad.

En Fukushima se encuentra la central nuclear donde se han detectado fugas radiactivas, que han llevado a ampliar el perímetro de seguridad de 20 a 30 kilómetros alrededor de la central. Son ya más de 200 las réplicas que han sucedido al grave terremoto de 9 grados que se produjo el viernes en la zona nordeste de Japón.

Por su parte, la Organización Mundial de la Meteorología (OMM) indicó hoy que los vientos están alejando de Japón hacia el este la amenaza de una nube radiactiva tras el accidente en la planta nuclear de Fukushima. No obstante, un portavoz de la Organización ha señalado en rueda de prensa que las condiciones de los vientos son muy cambiantes y que “la situación puede fluctuar en los próximos días”.

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, aseguró hoy que ningún español se encuentra en un radio de 30 kilómetros, e incluso de 100 kilómetros, de la zona evacuada tras el terremoto y posterior tsunami que ha afectado a Japón.

Aumenta el número de víctimas confirmadas.Las autoridades de Japón elevaron hoy a casi 6.500 los muertos y desaparecidos, y situaron en 25.000 los rescatados por el terremoto y posterior tsumani del viernes, mientras que cada vez son mayores los problemas de abastecimiento para los supervivientes.

Del total de 3.722 fallecidos confirmados, algo más de mil han sido identificados y unos 400 cuerpos han sido entregados a sus familias, según la agencia local Kyodo.

Por cuarto día consecutivo, los equipos de rescate se enfrentan a la doble tarea de remover las ruinas y escombros en el litoral en busca de cuerpos y de llevar ayuda a los damnificados en zonas aisladas como Oshima, una pequeña isla frente a la costa de la provincia de Miyagi.

FuenteEFE 
Compartir