La Policía gala registra la casa de Sarkozy por el ‘caso Bettencourt’

La operación se enmarca dentro de la investigación por supuesta financiación ilegal de la campaña de las elecciones de 2007, en las que el político resultó elegido jefe del Estado

0

La esperada vuelta a la normalidad que pretendía Nicolas Sarkozy se vio ayer enturbiada cuando la Policía francesa registró su domicilio en París, el despacho de abogados del que es socio y las oficinas que posee, también en la capital del Sena. Y todo en el marco del caso Bettencourt, que investiga la supuesta financiación ilegal de la campaña a las elecciones presidenciales de 2007, en las que consiguió salir elegido como jefe del Estado galo.

Las operaciones están ordenadas por el juez Jean Michel Gentil, que analiza la contribución supuestamente ilícita que realizó Liliane Bettencourt, la mujer más rica de la república y dueña de L’Oreal, a la campaña de Sarkozy, quien disfrutó de inmunidad presidencial hasta el pasado 16 de junio, un mes después de abandonar el Elíseo.

El magistrado, que dirige desde su tribunal en Burdeos los registros, podría llamar a declarar en las próximas horas al exmandatario, que se encuentra de vacaciones en Canadá junto a su mujer, Carla Bruni, y la hija de ambos, y que, según su abogado, hace dos semanas envió diferentes documentos y su agenda personal para demostrar que no se había reunido con Bettencourt, en un intento por colaborar con la Justicia.

El letrado instó, además, al tribunal a interrogar a los policías que acompañaban al exjefe de Estado en 2007 para saber si acudió a alguna cita con André Bettencourt -el marido ya fallecido de la dueña de L’Oreal-, como sugieren algunos documentos de la investigación citados por la prensa.

Las acusaciones sobre la posible financiación ilegal de la campaña del exlíder conservador aumentaron en diciembre de 2011 tras el inicio de las investigaciones contra Patrice de Maistre, exgestor del patrimonio de la millonaria.

De Maistre habría entregado al exministro de Presupuesto Eric Woerth -actual alcalde de Chantilly y que fue ministro de Trabajo con Sarkozy en 2010- 150.000 euros en nombre de Bettancourt. Este dinero se habría destinado a financiar la campaña de la UMP en 2007. Además, De Maistre era jefe directo de la esposa de Woerth, que ayudaba a su vez al gestor de los Bettancourt a administrar la fortuna.

Según la investigación, el ex jefe de Estado francés se habría reunido en febrero de 2007 con André. Sin embargo, Sarkozy ha negado dicho encuentro, aunque ha asegurado que, de existir, se enmarcaría dentro de una visita política, ya que el fallecido fue senador y diputado.