La población recurre a la red Twitter

Hay censura previa, las señales de televisión están interferidas y las web, bloqueadas, pero los ciudadanos han encontrado en el servicio de ‘micro-blogging’ su liberación.

1

El popular servicio de micro-blogging Twitter está sustituyendo en Irán a los censurados medios tradicionales de comunicación para obtener y difundir información sobre las protestas contra el presidente, Mahmund Ahmadineyad.

Los miembros del movimiento verde usan Twitter para difundir imágenes de manifestantes muertos o heridos que segundos después pueden ser encontradas en páginas como Flickr o YouTube a pesar del bloqueo gubernamental impuesto.

El medio, que permite enviar mensajes de no más de 140 caracteres al resto de la comunidad vía internet o teléfono móvil, está también siendo usado para compartir con otros oponentes listas de servidores proxy desde donde poder acceder libremente a la web. IranElection era el término más buscado ayer en la popular página de micro-blogging. «¡¡¡Este es el momento de actuar!!! Una nación necesita ayuda», afirmaba un usuario llamado Mi Rez desde Rasht, en Irán.

Twitter tenía previsto suspender ayer durante 90 minutos su servicio con fines de mantenimiento, pero a última hora decidió posponer el corte a la madrugada, un retraso que, según la prensa estadounidense, vino dictada desde el propio Departamento de Estado norteamericano. Según un oficial, la Casa Blanca llamó a los responsables de Twitter para pedirle que suspendieran sus planes. «Una de las áreas donde la gente está pudiendo expresarse es Twitter. Dijeron que iban a cerrar temporalmente el sistema con fines de mantenimiento y les pedimos que no lo hicieran», asegura esta fuente.

La portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, reconoció que el Gobierno está siguiendo la situación ea través de diferentes medios, incluidos Twitter y Facebook, pero evitó contestar preguntas sobre la llamada al servicio de micro-blogging.

No es la primera vez que este medio se convierte en la forma de comunicación de referencia durante protestas o crisis en países donde la censura impera en el resto de la prensa.