La OMS aconseja no comer la carne de cerdos infectados

Responsables de la Organización Mundial de la Salud advierten de que el virus de la gripe A podría sobrevivir a la congelación y estar presente en la sangre de los animales

12

La carne de cerdos infectados con el nuevo virus H1N1 no debería utilizarse para consumo humano. Así de categórica se mostró ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS), que agregó que estudia las pautas a seguir para proteger a los trabajadores del sector porcino.

Los comentarios de la institución son más cautelosos que los de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), que aseguraron que las vedas de importación no son necesarias para salvaguardar la salud pública porque la enfermedad no se transmite por alimentos y no ha sido identificada en tejidos de animales muertos.

Sin embargo, la OMS sostuvo que es posible que los virus sobrevivan al proceso de congelación, así como en la sangre.

«La carne de puercos enfermos o hallados muertos no debería procesarse o utilizarse para consumo humano bajo ninguna circunstancia», según afirmó Jorgen Schlundt, director del departamento de seguridad alimentaria, zoonosis y enfermedades transmitidas por alimentos.

«Si bien es posible para los virus de la influenza sobrevivir al proceso de congelación y estar presente en la carne descongelada, no hay disponibles datos sobre la supervivencia del tipo A H1N1 en la carne o respuestas sobre la dosis infecciosa para las personas», aseveró. Schlundt advirtió a la gente de que sea cautelosa con los jugos de los cerdos infectados.

«Sin embargo, recomendamos en general que las personas involucradas en actividades en las que pueden entrar en contacto con grandes cantidades de sangre y secreciones, como el sacrificio y eviscerado, vistan el equipo protector adecuado», afirmó.

El nuevo virus de la gripe porcina H1N1 se está transmitiendo de persona a persona, no de cerdos a personas.

No obstante, su propagación global está instando a muchos países a limitar las importaciones de este animal. Hasta 20 países han vetado a cerdos vivos y carne de los territorios afectados para prevenir la exposición al virus.

Rusia ha prohibido la entrada de productos porcinos procedentes de Norteamérica y España, el país europeo más afectado por la gripe, hasta que no se demuestre que la enfermedad no se transmite de animales a humanos. Las recomendaciones de la OMS no favorece la postura del Gobierno de Madrid, que ha criticado abiertamente la decisión de Moscú al considerar que no hay peligro.

Sin embargo, las medidas de prevención se incrementaron después de que las autoridades canadienses revelaran el pasado sábado que una piara de cerdos fue infectada por un productor que volvía de México.

Si bien el nuevo virus se transmite principalmente de persona a persona a través de la tos o estornudos, los expertos no saben con seguridad cómo apareció, qué animal lo contagió al primer paciente humano y cuándo ocurrió.

Pero el caso del productor que infectó a cerdos en Canadá avivó otra vez los temores de que un virus salte la barrera de las especies.