La Marina de Italia rescata a casi un millar de personas en el Mediterráneo

0

Casi un millar de inmigrantes llegaron en las últimas horas a puerto en Italia tras haber sido rescatados por la Marina de este país en aguas del Mediterráneo en su intento por llegar hasta Europa a bordo de embarcaciones de diversos tipos y tamaños.

Hasta el puerto de Augusta, en la provincia siciliana de Siracusa, llegó el buque ‘Bettica’ de la Marina militar con 446 inmigrantes a bordo, incluidos 95 mujeres y 59 niños, que habían sido rescatados el pasado martes de un pesquero a la deriva, según informó la Marina militar.

Por otra parte, al puerto de Salerno, en el sur de la península, llegó la corbeta ‘Chimera’ de la Marina militar con 545 inmigrantes a bordo. Entre los inmigrantes viajaban algunas mujeres embarazadas que fueron atendidas inmediatamente después de su llegada a puerto.

Las autoridades italianas han rescatado en los últimos días a varios miles de inmigrantes en aguas del Mediterráneo que habían partido mayoritariamente desde Libia. Además, en lo que va de mes más de 1.600 inmigrantes han perdido la vida en distintos naufragios, incluido el ocurrido la madrugada del domingo cerca de la costa de Libia en el que murieron al menos 800 personas.

Asimismo hasta 2.500 niños podrían morir este año en el Mediterráneo si continúa la tendencia actual a menos que los líderes europeos decidan restablecer las operaciones de rescate tras las últimas tragedias, según informó ayer Save the Children.

En este sentido explicó en un comunicado que la cifra de 2.500 niños está basada en la proyección de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de que 30.000 migrantes podrían morir en el Mediterráneo este año y teniendo en cuenta que el 8,3 por ciento de las personas que llegan son niños. En lo que va de año ya han perdido la vida más de 1.600.

La ONG precisó que tiene constancia de que en el barco que se hundió el pasado domingo cerca de las costas de Libia viajaban al menos 60 adolescentes. Cuatro chicos que dicen tener menos de 18 años han sobrevivido y están alojados en un centro de recepción para menores. Según ACNUR murieron unas 800 personas.