La idea inicial de los terroristas de Bruselas era atentar en París

La Inteligencia Alemana advierte que el Estado Islámico pretende atacar el país germano

La Fiscalía de Bélgica informó ayer de que el grupo terrorista que atentó el pasado 22 de marzo en Bruselas tenía como objetivo repetir una matanza en París, de similar magnitud que la perpetrada en noviembre del año pasado, pero sus planes se vieron alterados por la rapidez a la que sucedió la investigación de la masacre en la capital francesa.

“El fiscal federal confirmó que varios elementos del grupo terrorista tenían la intención inicial de atacar de nuevo en Francia. Finalmente, sorprendidos por la velocidad a la que se desarrolló el progreso de la investigación, tomaron la urgente decisión de atacar en Bruselas”, según la nota.

El comunicado de la Fiscalía, el segundo en menos de 24 horas, informó además de que Mohamed Abrini, el llamado ‘hombre del sombrero’, participante en los atentados de Bruselas y detenido el viernes, ha sido imputado con los cargos de pertenencia a banda armada, asesinato terrorista y, según ampliaron ayer, intento de cometer asesinatos terroristas.

Por otra parte, el responsable de la Agencia de Inteligencia Alemana (BfV), Hans-Georg Maassen, aseguró que el autodenominado Estado Islámico quiere perpetrar ataques en su país y que la situación de seguridad es “muy seria”, pero indicó que no conoce ningún plan concreto para atacar.

En una entrevista concedida al periódico germano ‘Welt am Sonntag’, Maasen confirmó que desde la agencia desconocen “algún plan concreto de ataque terrorista en Alemania”. Sin embargo, explicó que la propaganda del grupo terrorista tiene como objetivo impulsar a sus seguidores a tomar la iniciativa a la hora de perpetrar ataques.

El grupo publicó la pasada semana un vídeo en el que sugería que podría llevar a cabo nuevos atentados en Occidente después de los de Bruselas y París que, en conjunto, dejaron más de 160 muertos. Entre los objetivos estaban Londres, Berlín o Roma.

En su entrevista, Maasen aseguró que hay numerosos casos relacionados con alemanes que vuelven de Siria y que tienen intención de cometer algún ataque, y advirtió de que la amenaza que suponen los yihadistas para el país aún sigue siendo “virulenta”. Asimismo, agradeció el exitoso trabajo de las autoridades que, sumado a la suerte, han evitado que Alemania haya sido escenario de grandes ataques.

Maasen situó en unos 1.100 el número de islamistas que el país ve como personas con potencial riesgo terrorista, y confirmó que su agencia tiene conocimiento de unos 300 intentos de reclutamiento de refugiados entre salafistas y otros islamistas. “Estoy particularmente preocupado por los numerosos menores que llegan no acompañados: este grupo está siendo un objetivo deliberado”, indicó.

FuenteAgencias   Berlín
Compartir