La Fiscalía abre una investigación contra Lula da Silva por supuesto tráfico de influencias

0

La Fiscalía de Brasil ha abierto una investigación contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por un supuesto delito de tráfico de influencias que habría cometido al convertirse en “el lobbista jefe” del gigante suramericano.

Según publicó la revista brasileña ‘Época’, Lula se sirvió del inmenso capital político que creó durante sus ocho años de mandato para, una vez fuera del Palacio de Planalto, hacer rentables negocios en el extranjero.

El expresidente se habría encargado de conseguir a la constructora brasileña Odebrecht —implicada en el escándalo de corrupción de Petrobras— importantes obras públicas en países latinoamericanos y africanos usando el Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) para financiarlas.

El Ministerio Público sospecha que entre 2011 y 2014 Lula “obtuvo ventajas económicas directa o indirectamente de Odebrecht con el pretexto de influir en los actos practicados por agentes públicos extranjeros costeados, directa o indirectamente por el BNDES”.

Los proyectos eran casi siempre para la construcción de carreteras, viaductos, puertos y aeropuertos en países como Angola y Ghana, pero sobre todo en Cuba y República Dominicana. Durante los gobiernos de Lula y de su ‘delfín’ político, Dilma Rousseff, el BNDES habría financiado a bajo coste proyectos de infraestructuras en países alineados con el Partido de los Trabajadores (PT) por valor de 4.100 millones de dólares.

Solo en 2014, según un informe del Senado, Odebrecht recibió 848 millones de dólares para garantizar la viabilidad económica de diversos proyectos en el extranjero, lo que representa el 42 por ciento del total financiado por el BNDES.