La explosión de una bomba en Bangkok deja al menos 19 muertos

El Gobierno tailandés ya está siguiendo “posibles pistas” sobre la autoría del atentado.

11

Al menos 19 personas murieron y otras 123 resultaron heridas en el atentado con bomba perpetrado este lunes en el templo hindú de Erawan, en Bangkok, según el último balance proporcionado por la Policía tailandesa.Alrededor de las 19.00 (hora local) una bomba cargada con tres kilos de TNT y oculta en una de las fuentes del templo estalló con un radio de acción de 100 metros, arrasando con todo lo que encontró a su paso.

Aunque en un primer momento la prensa tailandesa informó de que había 27 muertos, posteriormente la Policía rebajó la cifra a 16, sumando después tres más. Doce de ellos murieron en el acto, mientras que los restantes lo hicieron en los hospitales. El templo hindú de Erawan, muy próximo al cruce de Ratchprasong, es frecuentado tanto por residentes locales como por turistas, especialmente del este de Asia, y en sus alrededores hay varios hoteles y centros comerciales.

Tras la explosión, la Policía y el Ejército acordonaron rápidamente la zona e iniciaron una búsqueda en la que hallaron otros dos objetos sospechosos que finalmente confirmaron que no contenían material explosivo, de acuerdo con el ‘Bangkok Post’. Los comercios cercanos cerraron sus puertas, pero el resto de la capital tailandesa continúa con su actividad normal, según testigos. De momento, el Gobierno solo ha ordenado el cierre de los colegios para hoy por razones de seguridad.

El Ejecutivo reveló que ya está siguiendo “posibles pistas” sobre la autoría del atentado pero rechazó pronunciarse por el momento sobre quién podría estar detrás del mismo. El viceportavoz del Gobierno, el general Werachon Sukhondhapatak, defendió que es “demasiado pronto para especular” sobre quién puede estar detrás, aunque aseguró que se están siguiendo “posibles pistas”, informó el diario ‘The Nation’.

En otras declaraciones, el portavoz dio a entender que el ataque obedecería a motivos políticos e hizo referencia a los rumores sobre la declaración del estado de emergencia, que desmintió. Más directo se mostró el portavoz del Ministerio de Defensa, para quien el ataque es obra de los que quieren destruir a los tailandeses.