La escisión de Syriza ofrece su renuncia de manera formal a la formación de Gobierno

Varoufakis anuncia que creará un “nuevo movimiento para restaurar la democracia europea”

0

El líder del partido griego Unidad Popular, escisión de la gobernante Syriza, renunció formalmente ayer a la tarea de formar una nuevo Ejecutivo, por lo que el presidente, Prokopis Pavlopoulos, previsiblemente convocará elecciones durante el día de hoy.

Tras la renuncia la semana pasada del primer ministro Alexis Tsipras, Pavlopoulos pidió al líder de Nueva Democracia y al de Unidad Popular que tratasen de formar un nuevo gobierno y así evitar otra votación a sólo siete meses del proceso electoral previo.

El líder de Unidad Popular, el exministro Panagiotis Lafazanis, ha agotado los tres días de plazo y se ha reunido con el presidente. “Creo que podemos ir a elecciones conforme a la Constitución”, dijo Lafazanis en su encuentro con el presidente Pavlopoulos.

Al jefe de Estado heleno tan sólo le quedaría un último intento, el de convocar a los líderes de los distintos partidos para convencerles de que constituyan una coalición. El siguente paso sería ya instaurar un Ejecutivo provisional que llevase al país hasta las nuevas elecciones, que Tsipras propuso celebrar el 20 de septiembre.

Por su parte, el exministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, afirmó que no participará en las “tristes” elecciones del próximo mes en Grecia y en lugar de ello se centrará en crear un nuevo movimiento para “restaurar la democracia” en Europa.

“No voy a participar en estas tristes elecciones”, declaró Varoufakis a Reuters preguntado sobre los comicios que se convocarán durante esta jornada.

El combativo académico y motorista fue destituido como ministro de Finanzas el mes pasado tras su rechazo al nuevo rescate para Grecia acordado por el Gobierno y después de ser apartado como negociador por su postura al respecto y por el malestar que generaba entre sus homólogos.

Mientras, Pavlopoulos, designó formalmente primera ministra interina a la hasta ahora presidenta del Tribunal Supremo, Vassiliki Thanou, tal como estipula la legislación. Thanou se convirtió así en la primera mujer en ocupar el cargo, aunque lo hará solamente hasta la celebración de elecciones