El ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian (i), conversa con su homólogo británico, Boris Johnson.
El ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian (i), conversa con su homólogo británico, Boris Johnson. / efe
Publicidad

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) condenaron ayer “con firmeza” el uso “repetido” de armas químicas por parte del régimen sirio, “incluido el último ataque en Duma, que constituye una violación seria del Derecho Internacional y una afrenta a la decencia humana” y abrieron la puerta a nuevas sanciones contra los responsables. Así, dejaron claro que “el Consejo comprende que los ataques aéreos” de Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra instalaciones de armas químicas en Siria constituyen “medidas específicas” cuyo “único objetivo es prevenir el uso ulterior de armas químicas” por “el régimen sirio para matar a su propio pueblo”.

“El Consejo apoya todos los esfuerzos dirigidos a la prevención del uso de armas químicas”, recalcaron los Veintiocho en el texto de conclusiones aprobado sobre Siria tras el último ataque químico en Duma el pasado 7 de abril, que dejó entre 50 y 70 muertos y al que Estados Unidos, Francia y Reino Unido respondieron el sábado de madrugada con un ataque coordinado conjunto contra tres instalaciones militares vinculadas al programa de armas químicas de Damasco.

“La Unión Europea y los Estados miembro nos han apoyado en esta voluntad de prevenir y disuadir cualquier utilización de armas químicas. La Unión Europea está por tanto unida en un momento de extrema gravedad”, aseguró el ministro de Exteriores galo, Jean-Yves Le Drian, que explicó “los fundamentos, la naturaleza y objetivo de la intervención” conjunta con su homólogo británico, Boris Johnson, a sus colegas europeos en Luxemburgo.

Horas antes, el jefe de la diplomacia británica ya dejó claro que los ataques “calibrados y proporcionados” no han sido “un intento de cambiar el rumbo de la guerra en Siria o tener un cambio de régimen o eliminar a Bashar al Assad”, Pero “era lo correcto” para dejar claro al mandatario sirio de que “ha ido demasiado lejos” en el uso de armas químicas, al tiempo que agradeció el “fuerte” apoyo internacional a la acción militar conjunta.

El ministro de Exteriores irlandés, Simon Conveney, advirtió que Irlanda hubiera “preferido” que la acción contara “con un mandato de la ONU” aunque “virtualmente todos los ministros han dicho que están de acuerdo y han respaldado la acción que han realizado”. “Nosotros dijimos que lo entendíamos”, enfatizó.