La UE recalca que la medida responde a una decisión “unilateral e ilegal” y además es “medida y proporcionada”.
La UE recalca que la medida responde a una decisión “unilateral e ilegal” y además es “medida y proporcionada”. / EFE
Publicidad

La Unión Europea impondrá a partir de julio aranceles adicionales por valor de 2.800 millones de euros a un conjunto de productos procedentes de Estados Unidos, como zumo de naranja, whisky, tabaco y vaqueros, en respuesta a los impuestos que el presidente norteamericano Donald Trump ha comenzado a aplicar sobre el acero y el aluminio. “El Colegio de comisarios aprobó hoy la decisión de imponer aranceles adicionales a toda la lista de productos de EEUU notificada a la Organización Mundial de Comercio (OMC) como parte de la respuesta a los aranceles de EEUU sobre productos de acero y aluminio”, informó el Ejecutivo comunitario.

“La Comisión espera concluir el procedimiento pertinente en coordinación con los Estados miembros antes del final de junio, de forma que los nuevos aranceles se empezarán a aplicar en julio”, añadió. La decisión de Washington afecta a exportaciones del bloque comunitario por valor de 6.400 millones de euros y la UE ejercitará a partir de julio su derecho de adoptar medidas equivalentes sobre importaciones valoradas en 2.800 millones de euros.

Nuevos productos

La UE no podrá imponer aranceles sobre nuevos productos estadounidenses para compensar el impacto restante (3.600 millones de euros) hasta dentro de tres años o desde el momento en que la OMC declare que la decisión de Trump es contraria a sus reglas.

A juicio de la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, la respuesta de la UE a una decisión “unilateral e ilegal” es “medida y proporcionada”. “La reacción de la UE está completamente en línea con la legislación comercial internacional. Lamentamos que EEUU nos haya dejado sin otra opción que proteger nuestros intereses”, aclaró.

Los nuevos aranceles a productos procedentes de EEUU son una de las medidas que Bruselas ha adoptado como respuesta a los impuestos de Trump al acero y aluminio, junto con el inicio de un procedimiento de disputa en la OMC.

Además, el Ejecutivo comunitario inició una investigación para determinar si debe adoptar adopta medidas de salvaguardia para evitar que entren al bloque comunitario productos de acero y aluminio procedentes de otros países también afectados por la decisión de Trump.

FuenteEuropa Press
Compartir