La tormenta ‘Pabuk’ deja ya un muerto y 100 turistas rescatados

Las autoridades tailandesas temen que esta tormenta pueda convertirse en la peor que golpee al país en una década, aunque de momento no hay daños materiales de relevancia

43
Varias personas evacúan la zona del distrito Pak Phanang en el sur de Tailandia a la llegada de la tormenta Pabuk.
Varias personas evacúan la zona del distrito Pak Phanang en el sur de Tailandia a la llegada de la tormenta Pabuk. / Efe
Publicidad

Un pescador ha muerto y otro más está desaparecido como consecuencia de la llegada ayer de la tormenta tropical ‘Pabuk’ al sur de Tailandia, según informaron los medios locales, que precisaron que algunos aeropuertos de la zona están cerrados hasta nuevo aviso.

El cuerpo del pescador fue encontrado en una playa de la provincia de Pattani después de que su embarcación volcara por las violentas olas, según el medio local Khaosod English.

Más de 100 turistas también tuvieron que ser rescatados por un barco de Koh Racha, una pequeña isla próxima a Phuket, ante la llegada de la tormenta.

Los aeropuertos de la famosa isla de Koh Samui y en la provincia de Nakorn Si Thammarat (sur) estuvieron ayer cerrados y se espera que otros sigan una vez que la tormenta continúe su avance en el sur del país, indicaron a DPA fuentes aeroportuarias.

La tormenta, que las autoridades temen que se convierta en la peor en golpear Tailandia en décadas, llegó al sur del país el jueves. Ya provocó intensas lluvias, fuertes vientos y olas de hasta 5 metros, según el departamento meteorológico, pero por el momento las autoridades no informaron de daños materiales de relevancia.

La tormenta fue avanzando hacia el oeste desde el mar de China Meridional sobre el golfo de Tailandia con vientos máximos sostenidos de 80 kilómetros por hora.

Más de 6.000 residentes locales, en su mayoría de la provincia de Nakorn Si Thammarat, donde llegó la tormenta el jueves, fueron evacuados, informó el Departamento de Prevención y Mitigación de Desastres (DDPM).

‘Pabuk’ podría convertirse en la tormenta más devastadora en golpear Tailandia desde 1962, cuando la tormenta tropical ‘Harriet’ se cobró 1.000 vidas, según señaló esta semana el director del departamento meteorológico, Puwiang Prakammin.

Las autoridades prohibieron nadar y navegar en el mar. Los principales destinos turísticos en la región, Phuket, Koh Samui y Krabi, están prácticamente intactos. Responsables de desastres en Koh Samui señalaron a DPA que la lluvia en la isla no es intensa y que la situación no es considerada aún “una crisis”.

En el caso de Phuket, no ha llovido por ahora, según las autoridades. “Los turistas no están en pánico, pero estamos plenamente preparados por si ocurre algo”, aseguró el jefe de desastres en la isla, Prapan Kanprasang.