La OTAN se reune para estudiar el futuro del tratado nuclear

Donald Trump anunció la retirada de su país del pacto tras el reiterado incumplimiento del mismo por parte de Rusia • Discutiran asímismo el deterioro en el mar de Azov

13
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg da una rueda de prensa en Bruselas en la víspera de la reunión.
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg da una rueda de prensa en Bruselas en la víspera de la reunión. / EFE
Publicidad

Los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN discutirán hoy la viabilidad del futuro del Tratado de Fuerzas Nucleares con alcance intermedio sellado entre Estados Unidos y Rusia en 1987 ante los reiterados incumplimientos del pacto por parte de Moscú que viene denunciando Washington y que llevaron al presidente estadounidense, Donald Trump, a anunciar la retirada de su país.

Los aliados esperan a priori que la Administración estadounidense aplace unos meses la notificación de su salida del tratado, que parecía inminente esta semana, tras la conversación que mantuvieron en los márgenes del G20 en Argentina el mandatario estadounidense y la canciller alemana, Angela Merkel, alegando la necesidad de centrarse en rebajar la tensión en el mar de Azov.

“Al final, va a haber cierto acuerdo sobre cuáles son los calendarios y las formas en que se va a producir la salida de Estados Unidos” del tratado, según fuentes de la Alianza, que recuerdan que se trata de “una decisión estadounidense” pero habría un coste “político” si no lo decide “conjuntamente” con sus aliados y respetando los términos del propio tratado, no de forma abrupta.

Preocupación por China

También admiten que en la decisión de la Administración estadounidense de retirarse del pacto no sólo pesa el incumplimiento de Rusia del acuerdo, sino también China, que “no está bajo el paraguas” del tratado y “están haciendo lo que les da la gana”, algo que preocupa tanto a Washington como a Moscú.

“Sobre los plazos, la secuencia, no comentaré por ahora. La situación como está no puede continuar y los aliados discuten en la actualidad cómo responder a esta cuestión muy seria”, avanzó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en rueda de prensa antes de la reunión ministerial de dos días, en la que el pacto nuclear será un asunto “principal” a discutir.
Stoltenberg dejó claro que “todos” saben que “el tiempo se está agotando” y la situación “no es sostenible” y reclamó a Rusia “pasos inmediatos” para garantizar el “pleno” cumplimiento de forma “transparente y verificable” del tratado, que “ha sido puesto en peligro por Rusia” dado que “EEUU está plenamente en cumplimiento del Tratado INF”.

“Rusia ha desarrollado, producido y desplegado un nuevo misil. Es móvil y difícil de detectar y podría llevar cabeza nuclear. Y podría alcanzar ciudades europeas sin o con escaso aviso previo”, avisó, insistiendo en que podría alcanzar ciudades europeas “en minutos”.

“Tomaremos todas las decisiones necesarias para que todos los aliados estén seguros y garantizar que seguimos teniendo una disuasión y defensa creíble”, apostilló, insistiendo en que es “un poco pronto” anticipar las posibles decisiones de los ministros. “No mimetizaremos lo que Rusia hace, avión por avión, misil por misil y tanque por tanque”, puntualizó con todo.

ucrania

Los aliados discutirán además el deterioro en el mar de Azov con su homólogo ucraniano, Pavlo Klimkin, tras el incidente del pasado 25 de noviembre en el que la Guardia Costera rusa apresó cerca del estrecho de Kerch tres barcos ucranianos y detuvo a sus 24 tripulantes con el argumento de que se habían adentrado en sus aguas territoriales, en una reunión a la que también asistirá el ministro de Exteriores georgiano para salvar el veto de Hungría a que la OTAN se reúna con Ucrania por su ley que limita que la minoría húngara reciba educación en su idioma.

La OTAN descarta enviar buques a la zona como reclamó el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, algo que ningún país aliado ha planteado. “No, por el momento no. Nadie (en la OTAN) lo ha puesto sobre la mesa”, explicaron fuentes de la Alianza.

Stoltenberg dejó claro que “no hay justificación para el uso de la fuerza” por parte de Rusia en la zona y apeló a “la calma y la contención”. “Rusia debe liberar los barcos y marinos ucranianos y permitir la libertad de navegación” en el mar de Avoz, así como el acceso de Ucrania a los puertos en dicho mar.