La OTAN se reune para analizar la tensión en el mar de Azov

La Alianza Atlántica advierte a Rusia de que el injustificable uso de la fuerza tendrá consecuencias • Para Stoltenberg, el incidente demuestra que hay una guerra en Ucrania

21
Vista de un puente sobre el estrecho de Kerch en la península de Crimea., zona de tensión entre Ucrania y Rusia
Vista de un puente sobre el estrecho de Kerch en la península de Crimea., zona de tensión entre Ucrania y Rusia / Efe
Publicidad

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, avisó a Rusia este lunes de que “no hay justificación para el uso de la fuerza militar contra barcos y personal naval ucranianos” y advirtió de que sus acciones tendrán “consecuencias”.

Seis militares ucranianos resultaron heridos en una operación de las fuerzas especiales rusas en la que capturaron dos lanchas artilladas y un remolcador ucraniano y a sus tripulantes. Rusia mantiene que violaron las aguas territoriales rusas, pero Ucrania sostiene que se trata de una agresión injustificada y pidió ayuda internacional para contener a Rusia.

La OTAN y Ucrania celebraron ayer una reunión de urgencia, a nivel de embajadores, a petición del presidente ucraniano, Petro Poroshenko, para discutir la situación “grave” en el mar de Azov y el estrecho de Kerch, explicó Stoltenberg, que recordó que Kiev puede pedir reunirse con los aliados “si percibe una amenaza directa a su integridad territorial, independencia política o seguridad” y explicó que el representante ucraniano les informó de forma detallada del incidente del domingo.

“Todos los aliados han expresado pleno apoyo a la integridad territorial y la soberanía de Ucrania”, aseguró el secretario general aliado. Los aliados, explicó Stoltenberg, instan a Rusia a permitir “acceso sin obstáculos a los puertos ucranianos y permitir la navegación libre para Ucrania en el mar de Azov y el estrecho de Kerch” y a liberar “inmediatamente” al personal naval ucraniano y sus embarcaciones.

Sin justificación

“No hay justificación para el uso de la fuerza militar contra los barcos y el personal naval ucranianos”, avisó Stoltenberg. “Evaluamos de forma constante qué más podemos hacer porque Rusia tiene que entender que sus acciones tienen consecuencias”, remachó el noruego, sin dar más detalles sobre posibles acciones de represalia por parte de los aliados en caso de que la situación siga deteriorándose, al tiempo que defendió el refuerzo de la defensa colectiva acometido por los aliados “en una generación” en respuesta a la agresión rusa en Ucrania y reforzó su presencia militar en la región.

El secretario general aliado insistió en el uso de la fuerza militar por parte de Rusia que disparó contra las fuerzas navales ucranianas es “muy serio” y demuestra “que hay una guerra en Ucrania”, al tiempo que insistió en que la militarización rusa en Crimea, el mar de Azov y el mar Negro plantea “más amenazas” para la independencia de Ucrania y mina la estabilidad regional.