La fiscalía parisina confirma la hipótesis terrorista del atentado

Según varios testigos, el autor gritó ‘Alá es grande’ durante el tiroteo en Estrasburgo

32
Ciudadanos encienden velas en el lugar donde falleció una de las víctimas del tiroteo de Estrasburgo.
Ciudadanos encienden velas en el lugar donde falleció una de las víctimas del tiroteo de Estrasburgo. / efe
Publicidad

La Fiscalía confirmó la hipótesis terrorista en el ataque de Estrasburgo e identificó como autor a un joven de 29 años, Chérif C., que se había “radicalizado” tras arrastrar un largo historial por delitos comunes, con hasta 27 condenas a sus espaldas en Francia, Alemania y Suiza. Según un testigo, gritó “Alá es grande” durante el ataque.

El fiscal de París, Rémy Heitz, compareció ante los medios para dar cuenta de las investigaciones sobre el incidente del martes por la noche. Chérif C., equipado con un arma de fuego y un arma blanca, realizó un recorrido con el que sembró el pánico en tres puntos distintos de la ciudad, entre ellos las inmediaciones de un mercado navideño.

“El terrorismo ha golpeado de nuevo nuestro territorio”, lamentó Heitz, en el marco de una comparecencia ante los medios en la que relató cómo transcurrieron unos hechos que podrían haber tenido como detonante una operación policial el martes por la mañana en el domicilio del presunto tirador.

arresto

La Policía acudió a la vivienda para tratar de arrestarlo, según la prensa por tentativa de homicidio y robo, y se encontró con una granada, un fusil, cuatro cuchillos grandes y munición, dijo el fiscal. Para esa misma noche, las fuerzas de seguridad se habían movilizado en los lugares que solía frecuentar el sospechoso.

Sin embargo, todo saltó por los aires poco antes de las 20:00, cuando comenzó una cadena de ataques que se saldó con dos fallecidos y una tercera persona en estado de muerte cerebral. También resultaron heridas 13 personas, seis de las cuales se encontraban este miércoles por la mañana en estado crítico, según Heitz.

El fiscal explicó que uno de los testigos consultados por los investigadores confirmó que el tirador gritó “Alá es grande” y que el taxista en el que Chérif C. huyó del lugar de los hechos escuchó cómo “justificaba” lo que acababa de perpetrar, a pesar de que por ahora no existen motivaciones claras ni ningún grupo reivindicó la autoría del ataque.

Las autoridades intentan averiguar cuál fue el itinerario del atacante y si contó con algún cómplice. Heitz confirmó que cuatro personas del entorno del sospechoso están detenidas y, según fuentes citadas por France Info, se trata de los dos padres y de dos hermanos de Chérif C.