La Contraloría inhabilita a Guaidó para ejercer cargos públicos

Esta imposición se extendería durante 15 años, la pena máxima según la ley venezolana, lo que le impediría competir en unas elecciones anticipadas, si finalmente se convocan

39
El contralor general explicó que la decisión se basa en una auditoría patrimonial iniciada contra Guaidó en febrero.
El contralor general explicó que la decisión se basa en una auditoría patrimonial iniciada contra Guaidó en febrero. / efe
Publicidad

La Contraloría General de la República (CGR) de Venezuela ha inhabilitado al autoproclamado “presidente encargado”, Juan Guaidó, para ejercer cualquier cargo público durante 15 años, lo que le impediría competir en unas elecciones anticipadas, si finalmente se convocan para resolver la crisis política que sufre el país.

El contralor general, Elvis Amoroso, explicó ayer en rueda de prensa que la decisión se basa en una “auditoria patrimonial” iniciada el pasado 11 de febrero contra Guaidó porque “se presume que ocultó y falseó los datos de su declaración jurada” y, en concreto, que recibido “fondos no declarados desde el exterior”.

Amoroso indicó que hay “una inconsistencia entre los bienes e ingresos declarados y los gastos exagerados y excesivos de su modo de vida” porque “no corresponden con lo que puede financiar un funcionario” venezolano con su salario.

A este respecto, precisó que Guaidó realizó más de 90 viajes al extranjero que suman “más de 248 días”, “tiempo superior a ocho meses”, con “un coste promedio de estadía de 200 millones de bolívares”. “Es un hecho público y notorio que se ha alojado en cómodos hoteles de lujo” y ha viajado en “aeronaves privadas o chárter”, incidió.

El contralor general reprochó al líder opositor que en ningún momento ha explicado “qué persona o qué institución” le costea este “exuberante” modo de vida de “estadías millonarias” y que, al ser interrogado por la CGR, se ha negado a aclarar sus declaraciones patrimoniales, lo que describió como “una actitud contumaz, alevosa y timorata”.

dedicación exclusiva

Amoroso recordó que, conforme a las leyes venezolanas, un funcionario está obligado a tener “dedicación exclusiva” a su trabajo como servidor público, por lo que, en el caso de Guaidó, diputado y presidente de la Asamblea Nacional, “no puede percibir otros ingresos distintos a los derivados de su función parlamentaria”.

Guaidó “ha violado sistemáticamente nuestra Carta Magna y las leyes de la República Bolivariana de Venezuela”, afirmó. “Ha usurpado funciones públicas y cometido acciones con ciudadanos extranjeros que han perjudicado al patrimonio público y al pueblo de Venezuela y han dañado la paz social y la estabilidad democrática”, enunció.

En consecuencia, anunció, “resuelvo inhabilitar para el ejercicio de cualquier cargo público a (…) Guaidó por el periodo máximo establecido” en la ley, que es de 15 años.