Imagen de archivo que muestra el reloj de cuco más grande del mundo en el parque Eble Clock en Triberg, Alemania.
Imagen de archivo que muestra el reloj de cuco más grande del mundo en el parque Eble Clock en Triberg, Alemania. / EFE
Publicidad

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, anunció ayer que el Ejecutivo comunitario propondrá la eliminación del cambio de hora bianual en toda la UE, alegando que es lo que han reclamado más del 80% de los 4,6 millones de ciudadanos europeos que han participado en una consulta pública sobre esta cuestión.

“Este debate sobre el horario de verano e invierno existe desde hace muchos años. Muchos ciudadanos han participado de este debate. Hemos hecho una encuesta pública, millones (de personas) han respondido que debe prevalecer el horario de verano y así será”, aseguró el luxemburgués, quien explicó a la cadena alemana ZDF que, aunque la consulta no es vinculante, no tiene sentido hacer caso omiso de sus resultados.

En todo caso, la eliminación del cambio horario “no es algo inmediato, llevará tiempo”, según fuentes comunitarias, ya que todavía no hay una fecha concreta para la presentación de la propuesta, y una vez esté sobre la mesa, la Eurocámara y los Estados miembros entrarán en negociaciones para llegar a un acuerdo sobre la modificación de la normativa actual, por lo que el próximo octubre todavía habrá cambio al horario de invierno.

El Ejecutivo comunitario anunció a principios de julio la puesta en marcha de una consulta en línea que se cerró el pasado 16 de agosto y que planteaba dos posibilidades: mantener el sistema actual de cambio de hora bianual en toda la UE, o abolirlo en todo el territorio comunitario. La Comisión ya ha advertido, no obstante, de que no impondrá a los Estados miembros la franja horaria a la que deben acogerse.

La iniciativa de Bruselas llega tras una resolución aprobada en febrero por el Parlamento Europeo que pedía “reevaluar las consecuencias en la salud” del cambio horario y valorar su posible supresión. Dicha resolución reconoce que no existen pruebas científicas concluyentes pero recalca que sí hay indicios que apuntan al efecto pernicioso del sistema actual. Asimismo, Finlandia y grupos de ciudadanos también han pedido al Ejecutivo comunitario la abolición del cambio.

La Comisión, en cualquier caso, no se plantea romper la armonización que existe desde el año 2001 por la cual los 28 Estados miembros de la UE cambian su hora a la vez en marzo y en octubre, ya que si los países se inclinasen de manera unilateral por una u otra opción perjudicaría el funcionamiento del mercado interior, entre otras cuestiones.

Reacción de españoles

El 93% de los españoles que participaron en una consulta pública de la Comisión Europea sobre el actual sistema horario ha apoyado eliminar el cambio bianual que tiene lugar cada marzo y octubre en todos los países de la UE, mientras que en el conjunto del bloque comunitario el respaldo a la abolición del cambio fue del 84%, según un comunicado del Ejecutivo comunitario.

Así, España se sitúa como el tercer país de la UE donde existe un mayor apoyo a esta propuesta, tras Finlandia y Polonia, en base a una encuesta en línea en la que participaron 4,6 millones de ciudadanos de todos los Estados miembros, si bien tan solo votó el 0,19% de la población española —alrededor de 90.000 personas—frente a países como Alemania o Austria donde votó el 3,79% y el 2,94% respectivamente.

“Millones de europeos han usado nuestra consulta pública para que su voz sea escuchada. El mensaje es muy claro: el 84% (de los participantes) no quiere que los relojes cambien nunca más. Por ello actuaremos en concordancia y prepararemos una propuesta legislativa para el Parlamento Europeo y el Consejo (los Estados miembros) los cuales decidirán conjuntamente”, aseguró la comisaria europea.

FuenteEuropa Press
Compartir