La Casa Blanca acusa al exfiscal de dictar las separaciones de inmigrantes

Jeff Sessions dimitió en noviembre con una carta a Donald Trump, poniendo fin a una relación que estuvo marcada por las tensiones que causó la investigación de la trama rusa

14
Un grupo de migrantes acude a solicitar la visa humanitaria en la frontera de EEUU con México.
Un grupo de migrantes acude a solicitar la visa humanitaria en la frontera de EEUU con México. / EFE
Publicidad

El jefe de gabinete saliente de la Casa Blanca, John Kelly, responsabilizó el ex fiscal general del país, Jeff Sessions, de dictar la política migratoria que impone la separación de familias que llegan a Estados Unidos por vía ilegal.

“Lo que ocurrió es que Jeff Sessions fue el que instituyó esta política de ‘tolerancia cero’ en la frontera que ha acabado con gente detenida y familias separadas. Nos sorprendió bastante”, declaró Kelly en una entrevista publicada este domingo por el ‘Los Angeles Times’.

Sessions dimitió en noviembre con una carta al presidente, Donald Trump, a petición de este último, poniendo así fin a una relación que estuvo marcada por las tensiones provocadas por la investigación del Departamento de Justicia sobre los supuestos vínculos de la campaña de Trump con Rusia.

Fuentes de la Casa Blanca indicaron al diario que la actual secretaria de Seguridad Interior, Kirstjen Nielsen, fue obligada a aguantar el temporal de las críticas por la política de separación.

“Es una buena soldado. Fue ella quien recibió el tiro en la cara”, según estas fuentes al medio norteamericano. “Nadie le pidió que lo hiciera pero, para cuando teníamos trazada la estrategia a seguir, ella ya había asumido toda la responsabilidad”, añadieron.

Un informe de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO) a principios de este año señaló que tanto el Departamento de Salud y Servicios Humanos como el departamento de Nielsen fueron cogidos “a contrapié” por la orden de Sessions.

El informe concluyó que la política era defectuosa y que el DHS no estaba “completamente preparado” para la aplicación de la política. Trump, acosado por las críticas tanto de los demócratas como de los republicanos, acabó firmando una orden ejecutiva que detuvo la práctica.