La candidatura de Kavanaugh al Supremo pasa el primer escollo

Un comité del Senado aprueba que la nominación del candidato de Trump, acusado de abusos sexuales, sea votada por el pleno • Un republicano exige una investigación del FBI

24
Brett Kavanaugh, nominado por Trump al Supremo, testifica en el Senado.
Brett Kavanaugh, nominado por Trump al Supremo, testifica en el Senado. / EFE
Publicidad

El comité de Justicia del Senado de Estados Unidos aprobó ayer presentar la nominación de Brett Kavanaugh al Tribunal Supremo ante el pleno, tras una vista celebrada el jueves sobre las acusaciones por agresiones sexuales contra él, si bien uno de los representantes republicanos resaltó que no apoyará la confirmación hasta que el FBI investigue la situación.

La votación en el comité se saldó con once votos a favor y diez en contra, por lo que la nominación pasará al Senado para su confirmación definitiva, según ha recogido el diario estadounidense ‘The New York Times’.

Sin embargo, la petición del senador republicano Jeff Flake podría implicar que la votación en el pleno se aplace una semana para dar tiempo al FBI a investigar las acusaciones, siempre y cuando el Senado apruebe la reclamación en este sentido. “Votaré para hacer avanzar al candidato a la sala (del Senado) con esa salvedad”, dijo Flake antes de votar en el comité y decantar finalmente la balanza a favor de Kavanaugh.

Por el momento tampoco está claro si los republicanos cuentan con los apoyos suficientes en el Senado para aprobar la nominación del presidente, Donald Trump, al Supremo, ya que cuentan con una mayoría de 51 a 49 y cualquier voto fuera de la disciplina de partido podría acabar con las aspiraciones de Kavanaugh.

Pese a ello, el mandatario estadounidense recalcó tras la votación que no ha pensado “ni un poco” en alternativas a Kavanaugh en caso de que su nominación no sea respaldada. “Voy a dejar al Senado manejar la situación. Tomarán sus decisiones”, dijo.

La votación en el comité tuvo lugar un día después de que Christine Blasey Ford compareciera ante el Senado y reiterara sus acusaciones contra Kavanaugh, afirmando que la agredió sexualmente hace 36 años.

“¿Con qué grado de certeza cree que Brett Kavanaugh la agredió?”, le preguntó el senador demócrata Richard Durbin a Ford. “Cien por cien”, respondió.

“Brett me manoseó e intentó quitarme la ropa. Le fue difícil porque estaba muy ebrio y porque llevaba un bañador de una pieza debajo de la ropa. Creí que iba a violarme. Intenté gritar para pedir ayuda”, relató Ford, quien dijo que Kavanaugh y un amigo suyo, Mark Judge, “se rieron bebidos durante el ataque”.

Así, aseguró que Kavanaugh le tapó la boca para que intentara gritar y pedir ayuda. “Eso fue lo que más miedo me dio y lo que ha tenido un impacto más duradero en mi vida. Me costó respirar y pensé que Brett iba a matarme de forma accidental”, agregó.

Ford afirmó que desde entonces ha sufrido claustrofobia y ansiedad como resultado de la experiencia, que además le causó problemas personales cuando estaba en la universidad.

Mientras que algunos republicanos y Trump dijeron que las denuncias de Ford y otras dos mujeres contra Kavanaugh son parte de una campaña de desprestigio, Ford resaltó ante la comisión que es “una persona independiente” y “no un peón”. Otras dos mujeres también han acusado a Kavanaugh de conducta sexual inapropiada. Él ha negado todos los cargos y se ha descrito como una “víctima”.