La batalla por el liderazgo Tory se intensifica a cinco meses del brexit

La dimisión de Theresa May ha agravado la crisis política que afronta el país • El partido laborista, por su parte, forzará una moción de censura sobre el nuevo primer ministro

23
El exalcalde de Londres, Boris Johnson, es el candidato favorito en la carrera a suceder a Theresa May.
Publicidad

La batalla por el liderazgo tory se intensificó este sábado tras el reciente anuncio de dimisión de Theresa May, con el brexit como principal punto de fricción entre los candidatos a suceder a la primera ministra británica.

A tan solo cinco meses para que se ejecute el divorcio británico de los 27, la decisión de la “premier” de dejar su cargo el próximo 7 de junio ha agravado la crisis política que afronta el país, aún sin una postura definida sobre su marcha de la Unión Europea.

El último nombre en sumarse a la lista de aspirantes a reemplazar a May en el liderazgo del partido tory ha sido el del titular de Sanidad, Matt Hancock, que dijo hoy a la BBC que esa formación necesita “mirar al futuro” y “dejar atrás la espantosa política de los últimos tres años”.

El político, de 40 años, adelantó que, de triunfar su candidatura, tratará de recabar apoyos de los Comunes para intentar obtener un acuerdo de brexit diferente al consensuado por May.

También descartó la convocatoria de elecciones generales anticipadas como modo de resolver el “impasse” del brexit, argumentando que esos comicios resultarían “desastrosos para el país” y podrían aupar a (el líder laborista) Jeremy Corbyn a primer ministro “antes de Navidad”.

Otros que ambicionan llegar al Gobierno son el titular de Exteriores, Jeremy Hunt; el ministro de Desarrollo Internacional, Rory Stewart; el extitular de Exteriores Boris Johnson y la exministra de Trabajo y Pensiones Esther McVey, si bien hay aproximadamente otra docena de tories que se plantean presentarse.

Brexit

Los medios británicos coinciden en que esta carrera por el poder estará inevitablemente dominada por el proceso de salida de la Unión Europea, pues la agenda que adopte el nuevo líder sobre el brexit resultará determinante para el futuro del país.

El favorito, Boris Johnson, aboga por una línea dura de ejecución del “divorcio” con Bruselas, y es partidario de abandonar la UE el 31 de octubre (el último plazo fijado para la desconexión), “con o sin acuerdo”.

Sostiene que la “mejor manera de obtener un buen acuerdo es prepararse para un brexit sin acuerdo”, tal y como remarcó este viernes en una conferencia en Suiza poco después del anuncio de May.

Por su parte, el Partido Laborista adelantó que forzará una moción de confianza sobre el nuevo primer ministro lo antes posible.

John McDonnell, el “número dos” de esa formación, dijo ayer que cree que su partido tiene que mantener una “nueva conversación” sobre la manera de proceder en el proceso del brexit.