Kirchner lidera un acto horas antes de la ‘marcha del silencio’

El evento precedió a la manifestación de jueces y fiscales que recordaron a Alberto Nisman.

1

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó ayer un acto público que tuvo lugar lugar sólo unas horas antes de la ‘marcha de silencio’, convocada por un grupo de jueces y fiscales en recuerdo de Alberto Nisman, cuando se cumple el primer mes de la muerte del fiscal que investigaba el caso del atentado en la AMIA.

Tras su inesperado regreso de El Calafate —donde tenía previsto estar hasta después de esta manifestación—, fuentes de la Casa Rosada confirmaron que la mandataria se mostró en un evento vinculado con la generación de energía de la central Atucha junto al ministro de Planificación, Julio De Vido, según informó el diario ‘La Nación’.

Fernández de Kirchner viajó a El Calafate el pasado viernes, justo después de que el fiscal Gerardo Pollicita la imputase, basándose en la denuncia presentada por Nisman cuatro días antes de morir por encubrir a los sospechosos iraníes del atentado contra la sede de la AMIA en Buenos Aires, que dejó 85 muertos.

Antes de conocer su imputación, estaba previsto que la jefa de Estado inaugurara durante el fin de semana varias obras públicas realizadas en El Calafate y se esperaba que permaneciera allí al menos hasta el 19 de febrero, día de su cumpleaños.

Tensión

La prensa argentina había informado de que este viaje mantendría a la líder izquierdista fuera de la capital argentina para la gran marcha por Nisman, que provocó una escalada de tensión entre el Gobierno y los jueces y fiscales, que denunciaron presiones.

Sin embargo, el domingo a última hora Fernández de Kirchner decidió regresar a Buenos Aires, después de cumplir con su agenda pública en El Calafate y de pasar unos días junto a sus dos hijos y su nieto, de acuerdo con el diario argentino ‘Clarín’. El acto de hoy será el primero en el que la presidenta se dejará ver en la capital del país tras su imputación, lo que ha generado una gran expectación pública.

Pollicita imputó a Fernández de Kirchner, así como al ministro de Exteriores, Héctor Timerman, al diputado oficialista Andrés Larroque, al líder sindical Luis D’Elía y al dirigente de la coalición izquierdista Quebracho, Fernando Esteche. El fiscal federal basó en la denuncia de Nisman.