El jurista Giuseppe Conte será el próximo primer ministro italiano

El Movimiento 5 Estrellas y la Liga pactan la candidatura del profesor de Derecho, que no tiene experiencia política, para encabezar un Gobierno de coalición entre las dos fuerzas

26
El próximo primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, en imagen de archivo.
El próximo primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, en imagen de archivo. / EFE
Publicidad

El líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigi di Maio, reveló en la tarde de ayer que Giuseppe Conte es el elegido por su partido y por la Liga para liderar el nuevo gobierno italiano, confirmando así las especulaciones de la prensa italiana sobre Conte, tras reunirse en el Palacio del Quirinale con el presidente, Sergio Mattarella.

“Giuseppe Conte será un primer ministro político de un gobierno político nombrado por dos fuerzas políticas y con figuras políticas y sobre todo con el apoyo de dos fuerzas políticas respaldadas por votos”, afirmó Di Maio a su salida del Quirinale.

“No a los cambios de chaqueta. No a las personas que proceden del Grupo Mixto y que entran en otros grupos. Este no era el espíritu que queríamos darle al Gobierno”, argumentó Di Maio.

El líder del M5S fue recibido a primera hora de la tarde de ayer por Mattarella en el Quirinale y poco después visitó el palacio presidencial el líder de la Liga, Matteo Salvini, después de que los dos partidos lograsen cerrar un contrato de gobierno y pactar durante el fin de semana la composición del ejecutivo, incluido el nombre del primer ministro, que no será ninguno de ellos dos.

Di Maio explicó en una breve comparecencia ante la prensa que trasladó al presidente “el nombre de la persona que mejor puede sacar adelante el programa” pactado entre los dos partidos y que esperan firmar “pronto”.

Un gobierno político

El líder del M5S, el partido más votado en las elecciones del 4 de marzo, aclaró que se tratará de un “gobierno político, que pondrá en el centro las cuestiones políticas” y se mostró satisfecho de que su partido haya logrado incluir en el contrato de gobierno los 20 puntos que plantearon en la campaña electoral. “Obviamente nuestro objetivo era y es mejorar la calidad de vida de los italianos”, sostuvo, incidiendo en que también han conseguido imponer el método de “primero discutir los temas y luego discutir los nombres” porque era lo “justo”.

Por último, confió en que Mattarella dé su visto bueno al gobierno propuesto y que este pueda comenzar su andadura, subrayando que será un ejecutivo “inesperado pero votado, que no pasa por cambios de chaqueta ni la traición al mandato electoral”, en referencia a que ambas formaciones fueron las más votadas.

En su opinión, haber tenido que esperar 80 días “ha merecido la pena” ya que ha permitido “tomar un poco de tiempo para hacer reflexiones para que pueda nacer la tercera república”.

Di Maio visitó el Quirinale e inmediatamente después de su rueda de prensa confirmó el nombre de Conte ante los medios de comunicación que esperaban bajo la lluvia fuera del palacio. Luego fue el turno de Salvini, que destacó que el nuevo gobierno tendrá como prioridad a los italianos.

“Los italianos primero”

“Estamos aquí. Estamos listos. Tenemos el nombre y el equipo, ansiosos por hacer crecer la economía del país. El gobierno del que queremos formar parte quiere aumentar el trabajo. Nadie tiene nada que temer. Por el contrario, queremos un gobierno que ponga el interés de los italianos en el centro.

Primero los italianos. Respetando a todos”, destacó. Salvini aseguró que se trata de un “gobierno de esperanza”. “Nuestras políticas serán diferentes de las que nos precedieron”, apostilló.

El M5S y la Liga anunciaron el 17 de mayo el acuerdo de gobierno, después de que el ex primer ministro Silvio Berlusconi, aliado de Salvini, accediera a hacerse a un lado, eliminando el principal obstáculo, habida cuenta de que Di Maio había dejado claro que no gobernaría con Forza Italia, partido miembro de la coalición de centro-derecha junto a la Liga y Hermanos de Italia.

Además de Conte, previsiblemente los propios Di Maio y Salvini entrarán en el Ejecutivo como viceprimeros ministros. Salvini aspira a Interior y Di Maio estaría en Trabajo o Desarrollo Económico. El subsecretario de la Presidencia del Consejo sería el vicesecretario general de la Liga, Giancarlo Giorgetti.

También se barajan nombres del Movimiento 5 Estrellas como Vincenzo Spadafora o Laura Castelli, favorita para Infraestructuras. La Liga se quedaría con el Ministerio de Agricultura, con Nicola Molteni, y Lorenzo Fontana iría a Defensa, siempre que no haya apoyo de Hermanos de Italia, en cuyo caso llegaría Guido Crosetto.