Dos niños cruzan una calle inundada en una población de Mozambique.
Dos niños cruzan una calle inundada en una población de Mozambique. / efe
Publicidad

El ciclón ‘Idai’, que ha arrasado en los últimos días el sur de África, es probablemente el peor desastre meteorológico registrado hasta la fecha en el hemisferio sur del planeta, según alertaron ayer responsables de la ONU. Alrededor de 1,7 millones de personas estaban en la zona de paso del ciclón en Mozambique, mientras que en el caso de de Malaui serían unas 920.000, según indicó Herve Verhoosel, portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), que no ofreció datos del impacto en Zimbabue, país que también se ha visto afectado.

“Entre la gente en el terreno existe el sentir de que el mundo aún no ha visto lo grave que es este desastre”, explicó el portavoz de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR), Matthew Cochrane, en un briefing con periodistas en Ginebra. “El horror completo, el impacto completo solo saldrá a la luz en los próximos días”, subrayó.

Según la jefa regional del PMA, Lola Castro, las lluvias provocadas por el ciclón han provocado inundaciones de hasta seis metros de altura y una “increíble devastación” en una amplia zona. El río Buzi se ha desbordado, matando a cientos de personas, y existe el riesgo de que haya más inundaciones en las cuencas de los ríos Buzi, Pungoe y Save en las próximas 72 horas, ha precisado, incidiendo en que a muchas zonas solo es posible el acceso por aire o por agua.

En Mozambique, el balance oficial de víctimas se mantiene en 84, si bien el presidente del país, Filipe Nyusi, dijo el lunes, tras sobrevolar las zonas afectadas y ver cadáveres flotando en los ríos, que más de mil personas habrían muerto. En el caso de Zimbabue, el Gobierno ha cifrado en 98 muertos y 200 desaparecidos el impacto del paso del ciclón.

La tormenta tocó tierra cerca del puerto de Beira, segunda ciudad de Mozambique, el jueves pasado y siguió su avance en tierra anegando amplias zonas del país, destruyendo carreteras y arrasando con las redes de comunicaciones en la región. Las lluvias que acompañan a ‘Idai’ todavía se dejaban sentir este martes y se espera que continúen durante los próximos dos días.

“Si se cumplen los peores temores, entonces podemos decir que este es uno de los peores desastres relacionados con la meteorología y los ciclones tropicales en el hemisferio sur”, subrayó Clare Nullis, de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).
Las imágenes de dron difundidas por la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) muestran edificios arrasados en la localidad de Praia Nova, a las afueras de Beira, por los vientos, que alcanzaron los 170 kilómetros por hora.

“Estamos trabajando con la NASA y la Agencia Espacial Europea para conseguir información vía satélite con el fin de obtener una imagen completa de las zonas afectadas y el número de personas atrapadas en ellas”, explicó a Reuters, Caroline Haga, de la FICR. “Dado el tamaño de estas zonas esperamos que el balance de muertos aumente de forma significativa”, reconoció.

Aeropuerto operativo

En Beira, el aeropuerto está operativo pero la ciudad ha quedado aislada de las zonas limítrofes. En cuanto al puerto, el segundo del país, algunas zonas se han visto afectadas, como la terminal de grano, los almacenes y la terminal de carbón, pero no así la de contenedores y la petrolera, según la ONU. Como consecuencia del temporal, algunos barcos han encallado en la zona.

Todavía hay personas atrapadas en las zonas altas del país, añadió por su parte Gerald Bourke, del PMA. “No tenemos cifras claras sobre el balance de muertos pero estamos viendo amplias zonas que están bajo el agua. Se ven kilómetros y kilómetros de localidades bajo varios metros de agua”, precisó Bourke ante los medios de comunicación.