Árboles caídos en una casa, ayer, después de la llegada del huracán Michael a Callaway, en Florida.
Árboles caídos en una casa, ayer, después de la llegada del huracán Michael a Callaway, en Florida. / EFE
Publicidad

Al menos doce personas fallecieron en Estados Unidos a causa del huracán ‘Michael’, que tocó tierra el jueves en Florida y que siguió su camino por la costa sureste dejando, a su paso, un rastro indeleble de destrucción.

“Esperamos que el número de personas fallecidas aumente hoy mismo y mañana. Esperamos que no lo haga dramáticamente, pero es una posibilidad”, dijo el director de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA), Brock Long, en declaraciones a la cadena televisiva CNN.

El Centro Médico para la Región de la Costa del Golfo recibió a los heridos pero se vio obligado a evacuar a unas 130 personas a otros hospitales debido a los efectos de ‘Michael’ en sus propias instalaciones. El huracán se llevó parte del tejado, rompió ventanas y acabó con la electricidad, ha indicado un portavoz.

Miles de personas pudieron salir del punto de impacto en los últimos días pero el jueves otros tantos quedaron atrapados ante la imposibilidad de seguir con las evacuaciones. “Qué Dios os bendiga”, dijo el presidente estadounidense, Donald Trump, antes de que ‘Michael’ llegara al país.

250 km por hora

El huracán recaló a última hora del jueves en Mexico Beach, una pequeña localidad de Florida, con vientos sostenidos de 250 kilómetros por hora, que corresponde a la categoría cuatro de la escala Saffir-Simpson, que consta de cinco niveles.
Muchas casas y locales quedaron reducidos a escombros, las carreteras están destrozadas y más de un millón de hogares están sin luz desde Florida a Virginia. “Había casas que estaban en un lado de la calle y ahora están en el otro”, describió el alcalde, Bo Patterson.
“Nos habíamos preparado para lo peor aunque esperábamos lo mejor. Obviamente, esto es lo peor”, declaró Stephanie Palmer, bombero del FEMA. Ahora, los equipos de emergencia buscan a posibles supervivientes con perros, drones y GPS.

‘Michael’ es el tercero huracán más potente que azotó el Estados Unidos continental, por detrás de ‘Camille’, que arrasó Misisipi en 1969, y el huracán del Día del Trabajo que recorrió Los Cayos de Florida en 1935.