Hallan el cuerpo de una de las estudiantes catalanas desaparecidas en México

Uno de los supervivientes acusa al guía y al lanchero de que les animaran a subir al bote y de dejarles a la deriva tras saltar al agua al ser conscientes de la crecida del río.

3

Las peores sospechas se confirmaron ayer cuando se identificó el cadáver hallado la tarde del viernes en el río Tampaón, en el Estado mexicano de San Luis Potosí, como el de la joven catalana Neus Terradas, de 23 años, desaparecida junto con otras tres personas el pasado miércoles al volcar la barca en la que viajaban, según informó una fuente oficial.

«La causa de su fallecimiento fue por ahogamiento», apuntó Gerardo Cabrera, director de Protección Civil de la región, quien se encuentra al frente de las labores de búsqueda de los otros tres españoles desaparecidos.

El cuerpo fue encontrado por un vecina de la ciudad mexicana de Tampico, en cuya Universidad estudiaba Neus, explicó Cabrera.

Un grupo de socorristas halló el cadáver en una empalizada del paraje Puente de Dios, en el río Tampaón, a 18 kilómetros de donde volcó la lancha en la que viajaban seis españoles, dos de los cuales lograron ponerse a salvo, mientras que el resto fue arrastrado por la corriente.

El cadáver de Neus iba a ser trasladado a la cabecera municipal de Aquismón, donde se encuentran sus dos compañeros supervivientes, que lograron llegar a nado a la orilla cuando la balsa volcó de manera inesperada debido a las fuertes corrientes.

El miércoles los seis jóvenes españoles subieron a una embarcación para cruzar el río Tanchachín, muy crecido con las últimas lluvias, con la intención de visitar unas cascadas, aunque la excursión tuvo un triste final al desaparecer cuatro de ellos.

Los otros tres estudiantes han sido identificados como Francesc Espasa Nolet, originario de Lérida; Nuria (hermana de Neus) Terradas Trías e Irene Carbó Xifre, naturales de la población Cassà de la Selva en Gerona.

La mallorquina Aina Frau Pascual y su compañero catalán Bernat Nolet lograron nadar hasta la orilla y ponerse a salvo, y ahora colaboran en la búsqueda de sus amigos. También salieron ilesos del incidente el guía y el barquero, quienes fueron detenidos «inmediatamente» por las autoridades. De hecho, Frau y Nolet les acusaron directamente de ser quienes les animaron a tomar ese itinerario: «Nos dijeron que íbamos a ir por otra ruta para ver la cascada por arriba, que no era tan bonito pero que no había problemas», apuntó el joven, que posteriormente relató que le lanchero saltó al agua mientras navegaban al ver la crecida del río y dejó la lancha con los ocupantes españoles sin rumbo.