Hallan el submarino ARA San Juan un año después de su desaparición

El Gobierno argentino reconoce que la extracción de la nave, “implosionada” a 900 metros de profundidad con 44 tripulantes a bordo, se antoja “muy difícil” por la falta de tecnología

74
El submarino ARA San Juan, en imagen de archivo antes de hundirse a unos 600 kilómetros de Comodoro Rivadavia.
El submarino ARA San Juan, en imagen de archivo antes de hundirse a unos 600 kilómetros de Comodoro Rivadavia. / EFE
Publicidad

El submarino ARA San Juan, localizado tras un año desaparecido con 44 tripulantes a bordo, se encuentra exactamente a 907 metros de profundidad, en una loma marina situada a 500 kilómetros de la costa a la altura del golfo de San Jorge, en un estado muy deteriorado, con el casco “deformado e implosionado”, y su reflote dependerá de “la tecnología existente”, según el ministro de Defensa argentino, Oscar Aguad.

“La extracción del submarino San Juan dependerá de la tecnología existente, aunque todos dicen que es muy difícil”, afirmó el ministro en rueda de prensa y ante los familiares de las víctimas.

El jefe de la Base Naval de Mar del Plata, el capitán Gabriel Attis, había informado previamente a los familiares del estado de los restos del submarino, hallado con el casco “totalmente deformado, colapsado e implosionado”, sin “aberturas de consideración”, partes de la hélice enterradas y restos desperdigados en un radio de 70 metros.

“Justicia y verdad era lo que pedíamos y con todo esto nosotros estamos orgulloso”, afirmó el padre de uno de los fallecidos, Jorge Villareal, a ‘Clarín’. “Sabemos donde están nuestros hijos. Esperamos pronto recibir alguna fotografía, esperamos poder darles la despedida que se merecen. Así podremos tener paz”, agregó.

Los familiares de los 44 tripulantes que navegaban en el submarino pedirán a la jueza que investiga lo sucedido, Marta Yáñez, que preserven el lugar de hallazgo, según confirmó en declaraciones exclusivas a Sputnik la abogada querellante Sonia Kreischer.

“Quiero pedir que preserven el lugar”, hizo saber la letrada, que representa a las familias querellantes en la causa judicial, y que manifestó sus sospechas de que tanto el Gobierno como la Marina argentina ya conocían donde estaba el submarino.

“Pasaron un montón de testigos por la causa, y nos mintieron en la cara diciendo que no sabían, que podía haber pasado esto”, sostuvo la abogada antes de asegurar que, desde la desaparición del submarino el 15 de noviembre de 2017, “hay fotos en la que demuestra que (los servicios de búsqueda) pasaron varias veces por ese lugar”. “Barrieron la zona en varias ocasiones”, agregó.

Hasta ahora no se ha dado a conocer la localización del buque “porque no convenía, porque no estaba en condiciones el submarino”, según la abogada, quien aseguró que la noticia del hallazgo ocurre ahora debido a “la presión social, ya que tuvieron tiempo para tapar muchas cosas”.