Guaidó pide a los venezolanos ayuda para “abrir el canal humanitario”

El presidente “encargado” vuelve a hacer un llamamiento a las fuerzas armadas

12

El autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela, Juan Guaidó, avisó ayer a los venezolanos de que, si finalmente el Gobierno de Nicolás Maduro se niega a dejar entrar la ayuda enviada por la comunidad internacional, tendrán que movilizarse para “abrir el canal humanitario”.

“Mañana sábado y el domingo seguimos en la calle”, dijo en un encuentro con estudiantes universitarios. “Haremos grandes asambleas para que, si se atreven a seguir bloqueando caminos, a seguir obstaculizando la vida de los venezolanos, entonces vayamos todos a abrir el canal humanitario”, dijo, según informa ‘El Nacional’.

Horas antes, a través de un vídeo difundido por Twitter, Guaidó dio por iniciada la operación para que la ayuda humanitaria entre al país, tras la llegada del primer convoy a la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera entre ambos países. “El día de ayer fue un día histórico”, destacó.

La llegada a Cúcuta de los camiones enviados por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), explicó, marca el comienzo de “la primera fase, la fase de acopio”, que se completará cuando se instalen los demás centros de recepción, que avanzó que estarán en “algunos puntos adicionales en Colombia y de Brasil”.

Guaidó indicó que, una vez estén instalados todos los centros de acopio, “vendrá una segunda e importante fase, la fase de la entrada de la ayuda humanitaria”, cuyo éxito depende de que “su ingreso no sea impedido por cómplices del usurpador”.

llamamiento

A este respecto, volvió a hacer un llamamiento a “los hermanos de las Fuerzas Armadas”, que controlan las fronteras venezolanas. “Sabemos que ustedes y sus familias también son víctimas de esta emergencia. Está en sus manos permitir que sus familias reciban la ayuda humanitaria que necesitan”, recalcó.

Ya desde el interior de Venezuela, “tendremos la fase tres, el trabajo mancomunado con iglesias, ONG, voluntariado y otros aliados para distribuirla de forma transparente y eficaz”. Para ello, avanzó que se creará un “corredor humanitario” de modo que haya “un flujo permanente de ayuda”.

Guaidó prometió que la ayuda humanitaria se repartirá “sin distinción, sin ningún tipo de discriminación política”. “¡Qué no se atreva el usurpador a robar la comida y las medicinas de la misma manera que se ha robado los sueños y las oportunidades del pueblo de Venezuela”, advirtió.
El líder opositor reiteró su agradecimiento a la comunidad internacional, haciendo una mención especial a Colombia y Estados Unidos, porque “hoy la ayuda humanitaria es una realidad gracias al apoyo de las democracias del mundo”, e instó a los venezolanos a prepararse para el reparto. “Sigamos sumando esfuerzos”, concluyó.

La tensión se disparó en Venezuela desde el 10 de enero, cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato que ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional reconocen por considerar que es fruto de unas elecciones presidenciales, las del 20 de mayo, no democráticas.

En respuesta, el presidente de la Asamblea Nacional se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero, en un movimiento que reconocieron Estados Unidos, Canadá, la mayoría de países latinoamericanos y numerosos países europeos, incluido España. México, Uruguay y la UE, por su parte, apostaron por reactivar la comunicación entre las partes.