El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, acompañado de su esposa, Fabiana Rosales, y su hija Miranda.
El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, acompañado de su esposa, Fabiana Rosales, y su hija Miranda. / efe
Publicidad

El autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela, Juan Guaidó, denunció ayer que las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), que se han ocupado de reprimir las últimas protestas, han ido a su casa. “En este momento, las FAES están en mi casa preguntando por Fabiana”, dijo al término del discurso que dio en la Universidad Central de Venezuela (UCV), en Caracas, para presentar el Plan País. Guaidó explicó que le han avisado al principio del acto pero ha preferido dar prioridad a “este plan para todos los venezolanos”.

El líder opositor sacó a Fabiana, su mujer, al escenario aclarando que en su casa solamente está su hija de 20 meses. “Les hago responsables de cualquier cosa que le puedan hacer”, espetó. “Hago responsable al ciudadano Nicolás Maduro por la integridad de mi hija”, añadió vía Twitter.

Guaidó insistió en que no tiene miedo a ser detenido y de hecho les ha anunciado a las autoridades venezolanas que en ese preciso instante se iba a su casa acompañado de su mujer. “Y seguro que no salimos solos”, añadió, invitando al cuerpo diplomático a acompañarlos.

Relato detallado

El presidente de la Asamblea Nacional compareció posteriormente, junto a su mujer con la niña en brazos, en la entrada de su casa, para ofrecer un relato más detallado. Según contó, cuatro funcionarios que se identificaron como miembros del FAES e iban en una camioneta y una moto se presentaron preguntando por su esposa sin orden judicial.

“El objetivo era generar miedo, intimidar, cosa que creo que es evidente que no lograron”, dijo. Guaidó advirtió a los agentes ‘chavistas’ en contra de “pasar la línea roja” que supone la familia. “Hasta en la mafia hay código de honor. La familia se respeta”, subrayó ante los medios.

Guaidó valoró la respuesta de sus vecinos y de sus compañeros del Parlamento, que acudieron al portal desde el que habló, y aseguró que el sábado, cuando está prevista una nueva jornada de protestas, la respuesta va a ser mayor. “Va a haber una gran demostración de fuerza”, dijo.

Desde la UCV, reiteró a las FAES y a los demás cuerpos de seguridad venezolanos que “aún están a tiempo de ponerse del lado correcto de la Historia”. Ya desde su casa les advirtió de que “no van a intimidar a Venezuela” porque “el juego cambió”. “Estamos determinados a avanzar”, dijo.