Gadafi cree que el caos es fruto de las prisas de la población por cambiar de líder

0

El líder libio Muamar Gadafi consideró ayer que Túnez está sufriendo el derramamiento de sangre y el caos porque la población tenía demasiada prisa por deponer al ya ex presidente Zine Al Abidine Ben Alí.

«Estoy muy dolido con lo que está sucediendo en el país magrebí», declaró Gadafi en un discurso emitido a través de la agencia de noticias libia, Jana. «Túnez vive ahora con miedo. Las casas pueden ser allanadas y las familias asesinadas en sus habitaciones; los ciudadanos pueden morir en la calle como si se tratara de la revolución bolchevique o la revolución americana», sentenció el líder libio desde 1969.

«¿Para qué? ¿Para cambiar a Zine Al Abidine? ¿No os dijo que se retiraría después de tres años?», se preguntó. «Paciencia durante tres años y vuestros hijos siguen vivos», agregó.

Gadafi indicó que estos disturbios únicamente estarían justificados si Túnez adopta su modelo de mandato -conocido como la Tercera Teoría Universal, que propone un alternativa al capitalismo y comunismo para el Tercer Mundo- que sustituye la democracia representativa por el mandato directo de la población a través de instituciones conocidas como comités populares.

Las reacciones internacionales a las revueltas tunecinas llegaron también de parte del presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyaní, quien advirtió a Túnez de que debe tener cuidado con las intenciones de algunos «países oportunistas» que tratarán de sacar provecho de la actual situación, en clara alusión a EEUU y Europa. El político señaló que esos mismos estados han apoyado durante años la dictadura del ya ex presidente Zine El Abidine Ben Alí, que el viernes optó por el exilio tras tres semanas de revueltas populares.

«El hecho que la nación se haya levantado para exigir sus derechos significa que ha despertado. Pero deben ser conscientes de que algunos países que en el pasado apoyaron la antigua estructura del país ahora tratarán de aprovecharse del caos», dijo.