Francia gira hacia la izquierda

Hollande logra el 28 por ciento de los votos, un punto por encima de Sarkozy. Los dos lucharán en segunda ronda

0

El destino de Francia parece cambiar de rumbo. Y es que el candidato socialista, François Hollande, y el presidente, Nicolas Sarkozy, se verán las caras como rivales directos en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales al quedar, con el 79 por ciento escrutado, en primer y segundo lugar tras la primera ronda de ayer, marcada por el mejor resultado de la historia de la derecha gala obtenido Marine Le Pen, del Frente Nacional, y tercera en número de votos.

La victoria de Hollande le convertiría en claro favorito para la segunda vuelta del próximo 6 de mayo. El socialista, que obtuvo más de un 28 por ciento de los votos, se aprovecha así del duro castigo que los votantes propinaron a Sarkozy, cuya imagen se ha resentido durante los últimos meses. El dirigente cosechó un 26,9 por ciento de los apoyos según los resultados, cuando se había escrutado un 79 por ciento de los votos. Además, la abstención fue estimada en un 19,7 por ciento.

Marine Le Pen se convirtió en la otra protagonista de los comicios. Con un 19,9 por ciento de las papeletas, superó el mejor resultado obtenido por su padre en 2002 y salió vencedora de la batalla de los extremos que libraba con el líder del Frente de Izquierda, Jean-Luc Mélenchon, que se hizo con un 10,4 por ciento de los votos.

La alternativa centrista que representa François Bayrou no pudo repetir su éxito de 2007, al recabar un 9,2 por ciento de los sufragios.

En este escenario, la ventaja a favor de Hollande se acentuará con toda probabilidad en la segunda vuelta, cuando comience a recabar los votos de los candidatos que se quedaron por el camino.

El socialista contaría con el respaldo de un 80 por ciento de los electores del izquierdista Mélenchon y un 33 por ciento de los afines a Bayrou, el líder del Movimiento Democrático. Sarkozy, por su parte, conseguiría las papeletas de un 45 por ciento de los simpatizantes de Le Pen, más un 32 por ciento de los del centrista Bayrou.

Llegados a este punto, Hollande tendría todo a su favor para hacerse con el triunfo final. Los sondeos más optimistas para Hollande amplían la ventaja con el actual presidente a 14 puntos (57 frente a un 43 por ciento).

El candidato socialista a la Presidencia de Francia y vencedor de la primera vuelta de los comicios, François Hollande, lanzó un mensaje de concordia al electorado galo al autoproclamarse como «el candidato de todas las fuerzas políticas» para «abrir una nueva página» en la historia de Francia.

Por su parte, el presidente galo, Nicolas Sarkozy, aseguró que ganará la segunda ronda de los comicios a la Presidencia tras perder la primera vuelta de hoy ante el socialista François Hollande, al que invitó sin éxito a participar en tres debates televisados antes del regreso a las urnas el próximo 6 de mayo.