Francia cerrará 20 embajadas ante el miedo a atentados de islamistas

Al Qaeda en el Magreb insta a los musulmanes a «matar» a los representantes norteamericanos que se encuentren en territorio árabe por la película que parodia al profeta.

0

Después de que hace unos días la emisión de una película norteamericana contra Mahoma hiciera estallar la violencia en varios países islámicos, que acabó con la vida de varias personas, entre ellos, del embajador de Estados Unidos en Libia, la tensión va en aumento y el temor a nuevas represalias creció ayer, con la publicación de varias caricaturas del profeta en la revista satírica francesa Charlie Hebdo. Es por ello que el Gobierno galo anunció que mañana cerrará numerosas instalaciones en 20 países islamistas, entre ellas delegaciones diplomáticas, consulados y colegios.

En la portada del semanario aparece un dibujo de un judío ortodoxo empujando una silla de ruedas en la que está sentado un hombre con un turbante en la cabeza que dice «No deberíais burlaros», acompañado por el titular Intocable 2, una referencia a la película francesa Intocable, sobre un hombre blanco tetrapléjico y su asistente negro.

En las páginas interiores hay varias caricaturas de Mahoma, y en una de ellas aparece desnudo rezando y sobre su trasero al aire hay colocada una estrella. El título de la imagen es Ha nacido una estrella.

Los dibujos provocaron las inmediatas críticas del mundo árabe e, incluso, de la Casa Blanca, que consideró que la publicación llega en «un mal momento». Ante tal revuelo, el primer ministro galo, Jean-Marc Ayrault, aseguró que en Francia está «garantizada» la libertad de expresión y, por ello, también lo está «la libertad de hacer caricaturas». Eso sí, también manifestó que rechaza todo exceso y que hay que expresar tolerancia y respeto a las convicciones políticas.

Del mismo modo se manifestó el titular de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, quien señaló que está «en contra de cualquier provocación», si bien recordó la importancia de la libertad de expresión. Aun así, remarcó que el Gobierno de Hollande ha reforzado la seguridad en las oficinas diplomáticas situadas en países musulmanes y lamentó que «no es pertinente» en el contexto actual «echar leña al fuego», por lo que anunció el cierre inmediato de las embajadas, colegios, liceos y consulados en 20 naciones árabes ante el temor de represalias.

Por su parte, los Hermanos Musulmanes criticaron la publicación de las caricaturas, que consideran un «nuevo insulto» de Occidente a su religión, e instaron al Ejecutivo de París a tomar medidas firmes contra el semanario. Si bien aplaudieron la postura de Fabius, también consideraron que la legislación francesa «debería tratar los insultos contra el Islam del mismo modo que aborda la negación del Holocausto».

«Engañado»

Mientras tanto, el activista copto egipcio-estadounidense Joseph Nassralla, cuyos estudios de televisión en California fueron utilizados para grabar la película sobre Mahoma denunció que fue engañado por el productor respecto a cuál iba a ser el contenido del filme.

De este modo, aseguró que es víctima de «desinformación y desprestigio» y que el responsable de la cinta «alteró» la trama sin su conocimiento.

La difusión de ese vídeo provocó importantes disturbios la semana pasada, que podrían verse continuados después de que Al Qaeda en el Magreb Islámico instara a los musulmanes a «matar» a los representantes norteamericanos que se encuentran en sus países, en respuesta a la parodia a Mahoma.