La secretaria de Estado francesa para Asuntos Europeos, Amélie de Montchalin.
Publicidad

España tiene “buenos perfiles” para la renovación de altos cargos en la Unión Europea (UE), según la secretaria de Estado francesa para Asuntos Europeos, Amélie de Montchalin, que aboga por elegir con el mayor consenso a los más competentes al margen de nacionalidades.

“Francia no está mercadeando, cada gobierno propone, pero no tengo ninguna duda de que España tienen muy buenos perfiles”, dijo De Montchalin en una entrevista con periodistas españoles organizada esta semana por el Gobierno francés en París.

Sin querer entrar en nombres, De Montchalin hizo hincapié en que “en el seno de la Comisión (Europea) vamos a intentar ser lo más ambiciosos para apoyar a gente competente que tal vez no esté en los círculos más conocidos de la política europea desde siempre”.

Fuentes del Elíseo se mostraron convencidas de que España va a tener “una buena representación” por los resultados electorales que los socialistas de Pedro Sánchez consiguieron el pasado 26 de mayo y porque tiene perfiles que le “dan derecho a tener una posición de alto nivel”, por ejemplo, en las vicepresidencias importantes.

En ese sentido, el ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, estaría entre los candidatos “legítimos” para las citadas fuentes, a las que, por contra, no convence el perfil de Manfred Weber a la cabeza de la CE por “falta de experiencia”.

“Queremos a gente que sea competente, enérgica”, remarcó, por su parte, la secretaría de Estado francesa para Asuntos Europeos, al insistir que el otro requisito que pide Francia es el equilibrio de género, por delante de las nacionalidades o las familias políticas.

salir de los bloques

París apuesta por salir de los tradicionales bloques en la Unión Europea para entrar en alianzas “proyecto por proyecto” para conseguir, afirmó, cosas “concretas”, avanzar “rápido” en las reformas prioritarias y “aportar resultados a los ciudadanos europeos” para “demostrar que Europa sirve para mejorar la vida cotidiana” y luchar contra “el euroescepticismo y el populismo”.

“Francia no busca llevar la bandera, no estamos aquí para decir que queremos a un francés frente a otro de otro país (…) lo que queremos son ideas para hacer cosas concretas, ambiciosas”, como, por ejemplo, avanzar en la Europa social, dijo.

“El tema no son los países, las banderas, son las ideas y la visión que tenemos de Europa. Me interesan los contenidos sobre la PAC, la cohesión, la urgencia climática. Todo el mundo ha comprendido que si nos limitamos a una batalla de personas y de banderas, Europa seguirá como hasta ahora”, aseguró.

Por esa razón, “no se va a construir ningún bloque, Francia no va a formar parte de ningún bloque (…) Si comenzamos a organizar la UE en bloques fijos, nos vamos a dar con un muro, tenemos que ir tema a tema, propuesta a propuesta”, insistió De Montchalin.