Facebook desata un escándalo global por filtraciones de datos

El Parlamento británico y la Eurocámara citan a Zuckerberg después de conocerse que una consultora obtuvo los perfiles de 50 millones de estadounidenses a través de la red social

58
El presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, en una presentación durante el Mobile World Congress de Barcelona.
El presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, en una presentación durante el Mobile World Congress de Barcelona. / EFE
Publicidad

Nuevo escándalo en la red social Facebook tras conocerse que una empresa británica vinculada a la campaña electoral del presidente estadounidense Donald Trump, Cambridge Analytica (CA), recopiló y usó datos de millones de usuarios de la compañía que fundó y preside Mark Zuckerberg.

Facebook, que se desplomó el lunes en Wall Street más de un 6,7 por ciento, se encuentra contra las cuerdas y se enfrenta a multas millonarias a ambos lados del Atlántico tras los fallos en seguridad reiterados. De hecho, aumenta la presión tanto en Estados Unidos como en Europa para unas reglas más estrictas sobre el uso y gestión de datos personales. Las redes sociales están actualmente bajo investigación por permitir una campaña de desinformación dirigida desde servidores rusos con el objetivo de influir en los electores.

Este nuevo escándalo podría impulsar leyes más estrictas que regulen la protección de datos, ya que la autorregulación de las redes sociales no está siendo efectiva.
El lunes trascendió que la consultora británica, que trabajó para la campaña electoral del magnate neoyorquino en 2016, pudo crear perfiles psicológicos de 50 millones de usuarios de Facebook usando una aplicación de predicción de personalidad descargada por 270.000 personas, pero que también accedió a los datos de amigos de los usuarios.

Aunque desde la compañía de Reino Unido niegan haber influido en las elecciones de Estados Unidos o en la campaña sobre el brexit, la cadena Channel 4 ha difundido unas imágenes grabadas con cámara oculta en las que el director de la consultora, Alexander Nix, y otros directivos subalternos hablan de sus estrategias para manipular a los electores, a sus dirigentes y hundir a sus rivales con prácticas poco éticas entre las que incluye el soborno.

No obstante, el Parlamento del Reino Unido ha enviado un requerimiento a Zuckerberg para que comparezca ante el Comité de Cultura, Deportes, Digitalización y Medios de la institución a raíz del escándalo. Del mismo modo, el Parlamento Europeo también le ha invitado a una comparecencia en la institución comunitaria.
El informe pone rostro y voz a la investigación periodística realizada por ‘The Observer’, ‘The New York Times’ y ‘The Guardian’.

En las grabaciones, los directivos de Cambridge Analytica sí admiten su intervención en dos de los resultados más sorprendentes de 2016: la victoria de Trump y el ‘sí’ de los británicos al brexit contra todo pronóstico.

Influencia anímica

Los ejecutivos aseguran tener capacidad de influencia en el estado de ánimo de los electores utilizando la red social y aseguran estar acostumbrados a “operar en las sombras”. Hablan además de sobornos y de financiamiento espurio de campañas electorales.

Pese a lo que se recoge en las grabaciones, CA ha negado “enérgicamente” un uso indebido de datos de Facebook para la campaña de Trump.

La red social, por su parte, ha anunciado que la firma de seguridad informática Stroz Friedberg examinará cómo se produjo la filtración y garantizará que todos los datos se destruyeron. “Si estos datos aún existen, sería una grave violación de las políticas de Facebook”, anunciaron.

‘The New York Times’ ha asegurado que todavía existen copias de los datos obtenidos por Cambridge Analytica.

Y en medio del escándalo y del desplome de la red social en la bolsa estadounidense, que arrastró además a otros gigantes tecnológicos como Amazon o Twitter, senadores demócratas han pedido a Zuckerberg que comparezca en el Congreso junto a los directores ejecutivos de Google o Twitter ya que “acumulan cantidades de datos personales sin precedentes” y la falta de supervisión “genera preocupaciones sobre la integridad de las elecciones, así como los derechos de privacidad”.

Desde ambos lados del Atlántico exigen saber cómo CA pudo utilizar las herramientas de Facebook para obtener “perfiles psicológicos detallados contra decenas de millones de estadounidenses”, dijo el senador Ron Wyden.